Todos los artículos

Cacatúas fabricantes de herramientas


Cacatúas fueron observadas en Indonesia elaborando y empleando herramientas de una manera antes solamente vista en primates.

Las cacatúas goffinianas (Cacatua goffiniana) son tan inteligentes que han sido comparadas a seres humanos de tres años de edad. ¿Pero qué niño de tres años ha construido su propio conjunto de cubiertos? Científicos del Instituto Messerli, en Viena, observaron cacatúas salvajes construyendo el equivalente de un mondadientes, una cuchara y una barreta para abrir con más facilidad sus frutas favoritas. Se trata de la primera vez que una especie de ave ha sido vista creando su propio grupo de utensilios para usar en un orden predeterminado; una labor cognitivamente avanzada antes sólo reconocida en humanos, chimpancés y monos capuchinos.

Un porcentaje bajo de una población de cacatúas echa “mano” de herramientas para abrirse acceso a la materia nutritiva que contienen las Cerbera manghas, frutas tropicales de las islas Tanimbar, en la provincia de las Molucas, Indonesia. Estos selectos individuos fabricaron hasta tres tipos de utensilios, separados en su tamaño, manufactura y función. En pocas palabras, se trata de una especie sin manos, y tan taxonómicamente distante de nosotros, que puede llevar a cabo trabajos de alta precisión y destreza; se amplía una vez más el panorama filogenético de la tecnología y se inauguran nuevos hilos de investigación.

Para alcanzar conclusiones fidedignas sobre la evolución de la tecnología y la cognición es necesario tomar en consideración cómo es que animales no humanos adquirieron sus habilidades. Estudios comparativos de especies distantes nos permiten triangular factores socio-ecológicos que definen la evolución de cada comportamiento. Estos factores, a su vez, nos ayudarán a identificar los elementos precursores de un comportamiento en otro nivel. En aves, la emergencia evolutiva del uso de herramientas ha sido atribuida a la modificación de atributos ya existentes, a comportamientos ecológicamente pertinentes, tales como la captura de alimento.

El orden de los psitaciformes, los loros (papagayos, cacatúas y loros de Nueva Zelanda) comparten su uso complejo de herramientas con los primates, poseen un cerebro relativamente grande, estructuras sociales complejas y un cuidan largo tiempo de sus crías. Pero también se les considera muy bien adaptados a su ambiente y no eran candidatos a usar herramientas por necesidad: sus patas prensiles y sus picos agudos cumplen con creces sus funciones. De cualquier manera, exhiben comportamientos profundos de juego, curiosidad por combinar objetos y son recolectores oportunistas, características todas de animales creadores de herramientas.

El descubrimiento de estas habilidades cacatuenses fue realizado de manera accidental por Mark O’Hara y Berenika Mioduszewska en Yamdena, una de las 65 islas de Tanimbar. O’Hara relata: “Me acababa de voltear y cuando volví a ver al frente uno de los pájaros estaba haciendo herramientas, ¡no podía creer lo que estaba viendo!”. El estudio en sí estaba enfocado en observar el comportamiento de las cacatúas mientras se alimentaban pero, tras 900 horas de monitoreo, los investigadores fueron recompensados con un espectáculo.


Una cacatúa macho picoteaba la parte exterior de una fruta del mango marino, luego trozó una pequeña rama cercana y, con una serie de mordidas rápidas, labró una herramienta en forma de cuña. Apretando la fruta con su pata izquierda, mientras se sostenía con la derecha, usó su lengua para encajar la cuña en una fisura de la gran semilla, abriéndola con fuerza. Más tarde dio forma a un trozo de la rama para formar una herramienta afilada, en forma de astilla, que uso para pinchar el interior de la piel que protegía las semillas. Finalmente, la cacatúa fabricó un tercer utensilio de otro pedazo de madera, mordiéndolo hasta crear una tira que empleó a manera de cuchara para extraer el alimento, como se observa en el video.

Fuentes:
Cacatúas de Goffin en estado salvaje manufacturan y usan herramientas para comer
Cacatúas salvajes construyen su propia cubertería

Autor y traducciones: IIEH





Cacatúas fabricantes de herramientas

Los colores de Júpiter y Neptuno

Los colores de Júpiter y Neptuno

¿Por qué planetas como Júpiter y Neptuno, tan similares en su composición, tienen colores tan diferentes?

A primer golpe de vista, es cierto, Júpiter y Neptuno tienen una composición química similar a pesar de sus colores tan opuestos. Júpiter parece ser rojizo, naranja, marrón, con bandas blancas aquí y allá. Neptuno, afín al dios del que tomó su nombre, es de un azul marino profundo, más oscuro y alejado que Urano. Tanto Júpiter como Neptuno están compuestos de alrededor de cuatro partes de helio y una de hidrógeno, más un poquillo de otros elementos. De hecho, es ese poquillo lo que marca la enorme diferencia. Se ha dicho que Júpiter posee la composición química teórica de una nébula solar primordial.

Las bandas blancas de Júpiter son nubosidades muy densas, regiones donde se han elevado los gases del interior caliente que, alcanzar la superficie y enfriarse, forman agua y amonia. Las áreas rojas y naranjas, en cambio, representan regiones donde el aire desciende ya totalmente seco; es decir, donde ya no existe la condensación. En otras palabras, es un fenómeno semejante a lo que sucede en el ecuador húmedo de la Tierra, comparado con los trópicos de Cáncer y Capricornio. El porqué del color rojo es… todavía un misterio. Se ha sugerido que su origen está en las interacciones entre el amonia y compuestos de fósforo y azufre en eventos de descargas eléctricas.

Neptuno

Júpiter posee, además de 71% de hidrógeno y 24% de helio, un 5% de otros elementos que le dan un rango de reacciones mucho mayor que el de un Neptuno más inerte. Neptuno es casi 80% hidrógeno, 19% de helio y poco más de 1% de metano: Es este uno por ciento lo que le da a Neptuno su tinte azul, ya que absorbe la luz roja y refleja los colores que se ubican entre los azules del espectro. Se sabe que la atmósfera de Neptuno no ha cambiado casi nada desde su formación. También contiene agua helada, hielo de amoníaco y una sal, hidrosulfito de amonia. Aunque Júpiter también posee metano, es la baja temperatura de Neptuno lo que le permite reflejar los azules; en estas condiciones, las nubes se condensan mucho más profundo en la atmósfera.

Neptuno

Al observar Júpiter, estamos viendo capas de nubosidades que previene que el metano profundo absorba la luz roja. Las nubes en Neptuno, y Urano es similar, están situadas en regiones más profundas así que el metano atmosférico logra absorber mucha más luz roja.

Traducciones: IIEH
Fuentes:
¿Cuál es la razón de que Júpiter y Neptuno sean de colores tan distintos?
Júpiter en detalle
Composición de la atmósfera de Neptuno

 

Los colores de Júpiter y Neptuno

Chimpancés matando gorilas

Chimpancés matando gorilas

Un nuevo estudio analiza dos encuentros fatales entre chimpancés salvajes y gorilas.

Violencia interespecies, incluyendo interacciones letales, es un fenómeno común entre mamíferos. Por lo general, eventos de violencia interespecial han sido investigados en el contexto de depredación y, en particular, los estudios concentran su atención en carnívoros. Un estudio publicado en la revista Nature la semana pasada revela ataques mortales, en la naturaleza, entre dos especies de homínidos

El estudio, dirigido por Simone Pika, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, describe dos ataques letales de grupos de chimpancés salvajes (Pan troglodytes) atacando gorilas (Gorilla gorilla) en Gabón. Es bien conocido que los chimpancés y los gorilas hacen uso de la violencia y son muy territoriales pero los eventos letales ocurren, casi exclusivamente, dentro de su misma especie.

Los encuentros, filmados por las autoras del estudio, tuvieron lugar en el Parque Nacional Loango, en Gabón. La comunidad local salvaje de chimpancés consiste de unos 45 individuos, ya habituados a la presencia de seres humanos desde 2017 y evolutivamente a coexistir en una región geográfica con grupos de gorilas. Normalmente, las dos especies se ignoran y pueden alimentarse de forma pacífica del mismo árbol. Sin embargo, en 2019 las investigadoras registraron dos eventos de agresión fatal iniciados por chimpancés machos adultos.

Durante el primer evento, una tropa de 27 chimpancés atacó a 5 gorilas, dos machos y dos hembras adultos con una cría. Tras casi una hora de altercados físicos, con los dos gorilas machos defendiendo el grupo e incluso arrojando varios chimpancés por el aire, los chimpancés abrumaron a los gorilas y capturaron a su cría, a la que mataron. El segundo evento se extendió una hora y veinte minutos y fue similar al primero, iniciado por la misma tropa de chimpancés contra 7 gorilas, con el desenlace final de una cría de gorila muerto. Algo peculiar distingue el segundo evento del primero: la víctima fatal del última ataque fue consumido casi por completo por una chimpancé hembra.

Las investigadoras concluyeron que la presencia de chimpancés puede tener un impacto mortal en gorilas, en particular cuando existen presiones ambientales; recomienda realizar otros estudios que examinen el posible carácter oportunista de la cacería entre las dos especies, así como su competencia en busca de alimento. El hecho de que estas dos especies simpátricas (que viven adaptados en la misma área geográfica) de homínidos luchen a muerte también es un mecanismo importante en el estudio de las relaciones entre el ser humano y sus ancestros con otros homininos simpátricos ya extintos.

Ambos ataques comenzaron cuando el chimpancé que avistó el grupo de gorilas lanzó un grito de alarma, tras el cual reaccionaron los otros miembros del grupo de manera inmediata. Los chimpancés atacaron, chillando al unísono, aislaron a ciertos miembros del grupo de gorilas y atacaron a la madre de la cría con precisión, separándolos. En pocas palabras, fueron muestras del poder destructivo de los homínidos pero también de un alto nivel de cooperación. Simone Pika lo resume: “Al observar las presiones actuales que enfrentan estas dos especies, tanto en su ambiente como en la forma en que interactúan, podemos aprender un poco más de como nosotros los seres humanos, por decirlo así, alcanzamos la cima”.


Autor: IIEH
Fuentes: Ataques coalicionarios letales de chimpancés en gorilas en la naturaleza
Tropa de chimpancés mata crías de gorila en encuentro sin precedentes

 

Chimpancés matando gorilas

El primer niño del autismo

Donald Triplett de niño

Hace casi 70 años, en 1943, el psiquiatra infantil Leo Kanner describió una compleja condición neurológica infantil que en aquel entonces se consideraba extremadamente rara. Tan rara que su estudio se limitó a los casos de once niños en Estados Unidos, a los que llamó autistas. El primer caso que describió fue el de un niño de Forest, Misisipi: Donald T, que desde entonces se conoció como el Caso 1 del autismo. Aunque se conservó un registro de parte de su infancia, y su nombre era conocido en el campo de la psiquiatría, nadie trató de averiguar qué había sucedido con Donald. Hasta hace muy poco.

Covid: Estar vacunado marca la diferencia

Covid: Estar vacunado marca la diferencia

Un nuevo estudio revela que la gente que no ha sido vacunada contra el covid tiene 29 veces más probabilidades de ser hospitalizadas por culpa de esta enfermedad.

El estudio es muy amplio y se realizó analizando datos de infecciones y hospitalizaciones por causa de SARS-CoV-2, el virus que produce Covid-19, en personas mayores de 16 años de la ciudad de Los Ángeles, entre mayo 1 y julio 25 de este año. Ya se sabe bien que aunque las vacunas tienen una eficiencia muy alta (87% en el caso de la vacuna de Pfizer y 76% la de AstraZeneca, por ejemplo) pero también se ha confirmado que personas completamente vacunadas pueden ser infectadas con el virus.

Las estadísticas de infectados en el condado de Los Ángeles incluyó a 43,127 personas, de las cuales el 25.3% habían recibido las dos dosis de sus vacunas, 3.3% parcialmente vacunados y 71.4% fueron personas no vacunadas. Las estadísticas de hospitalizados por infección resultan interesantes: entre los vacunados sólo el 3.2% fue internado en un hospital, 0.5% requirió atención intensiva y 02.% necesitó ventilación mecánica; entre parcialmente vacunados las cifras fueron, respectivamente, 6.2%, 1.0% y 03.%; en personas que no habían recibido ni una dosis de la vacuna fueron, respectivamente, 7.6%, 1.5% y 0.5%. Estas cifras demuestran que las vacunas autorizadas protegen contra la infección de SARS-CoV-2 y covid-19 severo, incluso durante un periodo cuando la variante Delta estaba aumentando en Los Ángeles.

La aplicación de monitoreo de covid en Francia, se ha reportado, también revela datos valiosos en los últimos meses: Se registraron alrededor de 50 casos positivos de covid por cada 100 mil personas vacunadas; el grupo de gente que no ha recibido tiene una tasa de 397 casos positivos por cada 100 mil. Entre los vacunados, 2.44 personas tuvieron que recibir cuidados intensivos por cada millón de franceses, mientras que 27.31 lo requirieron entre no vacunados.

Las vacunas son, entonces, el arma más rotunda para defendernos de las consecuencias más serias de este virus. También vale recordar que otra herramienta de gran ayuda son los cubrebocas, pues reducen la carga viral o de plano impiden el paso de partículas que transportan covid. La nueva línea de estudio hoy en día, ya que sabemos que es posible recontagiarse de covid, es descubrir la longevidad de cada vacuna y ponerle número a la efectividad de una tercera dosis de vacuna de refuerzo.


Fuentes: Infecciones y hospitalizaciones por SARS-CoV-2 por estatus de vacunación en Los Ángeles
CDC: Los no vacunados tienen 5 veces más posibilidades de contraer Covid-19
Traducciones y paráfrasis: IIEH

 

Covid: Estar vacunado marca la diferencia

El Sexto Informe del IPCC tiene malas noticias.

El aumento de temperatura: inevitable e irreversible

El Sexto Informe del IPCC tiene malas noticias.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) publicó esta semana la primera parte de su Sexto Informe. La IPCC, formada en 1988, analiza la situación climática del planeta y da a conocer sus conclusiones en reportes comprensivos cada seis o siete años. Un total de 234 científicos contribuyeron al Sexto Informe, edificado sobre los datos de más de 14 mil estudios científicos en un documento de casi 4 mil páginas. 195 gobiernos del mundo han aprobado el contenido del Informe, compilado durante más de 8 años, que describe un panorama climático de máxima emergencia y temperaturas récord en las próximas dos décadas.

 El Sexto Informe trae malas noticias y una carretada de evidencia. Porque toda la evidencia apunta a que, “inequívocamente”, las actividades del ser humano son la causa de los cambios climáticos actuales, la subida del nivel del mar, el derretimiento del hielo polar y de glaciares, las olas de calor, las sequías e inundaciones. Tan sólo en este año, hay docenas de eventos extremos registrados en diferentes partes del mundo; en el último mes se registraron señales del colapso de la Corriente del Golfo, se inundó una región de Alemania y aún arden los suburbios de Atenas.

El Sexto Informe reveló que casi todas las proyecciones de temperatura global apuntan hacia un aumento ineludible de 1.5° C (a partir de la base media preindustrial) dentro de los próximos 20 años. Cada fracción de grado que se caliente la temperatura promedio del planeta es crucial. Richard Allan, científico de ciencia climática en la Universidad de Reading y primer autor del Informe, explica: “Con cada fracción de grado se promoverán los eventos climáticos moderados a un nivel de eventos extremos de primer nivel”.

Algunos líderes del mundo han respondido a esta advertencia (vale la pena recordar que no se trata de la primera generación de líderes a quienes advirtió la ciencia): hay un consenso de que urge un cambio profundo de la economía global. Los gobiernos de 197 países se reunirán en noviembre en Glasgow para una cumbre climática vital de las Naciones Unidas, llamada Cop26. Cada nación deberá asistir con planes nuevos para reducir emisiones de gases de invernadero a niveles más ambiciosos que los discutidos en el Acuerdo de París.

António Guterres, secretario general de la ONU, alertó, “Este reporte es un código rojo para la humanidad. Las sirenas de alarma son ensordecedoras y la evidencia irrefutable: las emisiones de gases de invernadero por la quema de combustibles fósiles y las deforestaciones están asfixiando nuestro planeta y han puesto a miles de millones de personas en riesgo inmediato”.

Aunque el mundo se ponga de acuerdo en Escocia y limite el aumento de temperatura a 1.5° C, algunos impactos a largo plazo ya son inevitables: la subida del nivel del mar, el derretimiento del hielo en el Ártico y la acidificación de los océanos. No importa lo que se haga en las próximas dos décadas, el mundo no regresará por lo pronto a los patrones climáticos más moderados del pasado.

La publicación del Sexto Informe concluirá el año entrante: la segunda parte se enfocará en los impactos de la crisis ambiental y la tercera parte detallará soluciones potenciales.

Traducciones: IIEH
Fuentes: Cambio climático 2021: La ciencia física
Cambios climáticos profundos, inevitables e irreversibles

El Sexto Informe del IPCC tiene malas noticias.

Del punto omega de Teilhard a la neoortogénesis de la nueva biología

Por Juan Luis Doménech Quesada

Resumen

Del punto omega de Teilhard a la neoortogénesis de la nueva biología Por Juan Luis Doménech Quesada (Parte I) Resumen A pesar de su indiscutible éxito, cerca de 150 años de darwinismo no han bastado para consolidar una teoría que, como ya saben los nuevos biólogos, es incompleta. La selección natural es un hecho, pero constituye una parte muy pequeña de la historia evolutiva y no es el mecanismo que produce progreso, sino que tan solo produce diversidad o estabilidad evolutiva, y, en no pocos casos involución. El tiempo ha dado la razón a los antiguos saltacionistas, pues la auténtica evolución progresiva se produce de forma brusca, bien sea por saltos o macromutaciones, bien sea por una sucesión rápida de grandes mutaciones. A ello apunta la teoría del equilibrio puntuado, lo corrobora la biología del desarrollo y lo demuestra drásticamente la teoría endosimbionte. Como también demostraron grandes científicos de antaño, con teorías como la senilidad racial, de Alpheus Hyatt, o el punto omega de Teilhard de Chardin, la Evolución es claramente ortogénica pues el progreso absoluto, medido en número de cambios de nivel de complejidad, tan solo se ha dado en una única rama, entre todas las que han formado el frondoso árbol de la vida.
Ninguna teoría ha conseguido explicar todavía el por qué de esa gran dirección. La selección natural y sus efectos, la adaptación, la diversificación, la especialización y la reversión, tan solo forman parte de uno de los cuatro principios de los que consta la nueva síntesis que se ha venido forjando durante los últimos años: el principio de regresión, al que hay que añadir el principio de progreso, el principio de mutación y el principio de dirección. Proponemos el nombre de neoortogénesis para esta nueva síntesis.

Leer Parte I

Leer Parte II