El Covid-19 en la civilización del engaño

Engañar para obtener poder.

________________________________________

Guillermo Agudelo Murguía 
Instituto de Investigación sobre la Evolución Humana, A.C.

Resumen

Se presenta la hipótesis, basada en la observación, de que el ser humano ha forjado una sociedad fundada en el engaño con la finalidad de obtener poder y con una gran confusión en el conocimiento debido a la ignorancia o el desprecio hacia las leyes naturales que nos gobiernan. Esta ignorancia y desorden incrementan la tendencia de los sistemas hacia estados de equilibrio, es decir, hacia su extinción prematura. Actualmente padecemos una pandemia que ha sido aprovechada para incrementar el engaño, el desconcierto, la incertidumbre y el miedo.

En la primera parte se incursiona en la génesis del engaño y de la política. En la segunda parte se plantea el problema de la (des)información de la pandemia que se ha vuelto un problema político, económico y social y en campo de cultivo del engaño. 

 

Abstract 

The hypothesis, based on observation, is presented that the human being has forged a society founded on deception in order to obtain power and with a great confusion in knowledge due to ignorance or contempt for the natural laws that they rule. This ignorance and disorder increase the tendency of the systems towards states of equilibrium, that is, towards their premature extinction. We are currently suffering from a pandemic that has been exploited to increase deception, confusion, uncertainty and fear.

In the first part, the genesis of deception and politics is explored. In the second part, the problem of the (dis) information of the pandemic that It has become a political, economic and social problem and a breeding ground for deception.

I.- La génesis del engaño y de la política

El ser humano es una bestia bípeda
entrenada durante cuatro millones de años 
de evolución (contados desde que bajó 
del árbol) para mentir en las formas más 
sutiles, de las cuales hoy por hoy las más 
prestigiosas son la palabra y las ecuaciones.
Fernando Vallejo (1)

En su libro Why We Lie: The Evolutionary Roots of Deception and the Unconscious Mind, David Livingston Smith (2) declara que “somos mentirosos por naturaleza”.

“El engaño forma parte de la política de la vida diaria y ha jugado un papel importante en la historia Y entre los más capacitados hoy en día para mentir cita a los políticos, a quienes etiqueta como mentirosos profesionales. Además, sostiene que cualquier político que trate de ser sincero tendrá una carrera desastrosa. 
El engaño político es parte de la lógica de la democracia: cada político debe tratar de seducir al público. Por ello es sumamente importante que la prensa haga todo lo posible por exponer esas mentiras antes que consentir acríticamente a los políticos. Tenemos que hacerles tan difícil como sea posible que saquen provecho de nosotros”. 
La mayoría de la gente no está consciente de qué tan a menudo miente. Incluso te dirán que raras veces o nunca lo hacen. ¡Eso es porque se mienten a sí mismos sobre la mentira! Mentimos tan a menudo porque la mentira hace la vida más fácil. Como la mentira es un rasgo humano muy extendido, mentir muy poco pondría a una persona en desventaja competitiva Por otra parte, mentir demasiado es también desventajoso, porque impide que otros confíen en ti. Los mentirosos exitosos encuentran el justo equilibrio entre mentir mucho y muy poco.
La mayoría de la gente no miente muy bien cuando está tratando de hacerlo; mentimos mejor cuando creemos nuestra propia mentira. Una persona que cree su propia mentira es mucho más convincente que alguien consciente de su propio engaño. Tendrá mayores probabilidades de éxito si se cree su propia historia. El autoengaño nos ayuda a mentir a otros con más eficacia. 
Creo que es útil definir la mentira como cualquier forma de conducta que tenga el propósito de engañar
[mi énfasis]
a otros. Mentir puede ser un acto verbal o no verbal. 
Los mentirosos expertos son más populares y exitosos que quienes mienten con menos eficacia. Eso se debe a que los mentirosos expertos son más capaces de manipular las impresiones de la gente para su provecho. A la mayoría de la gente no le gusta escuchar esto, porque quieren creer que la sociedad tiene un orden moral, en el que la bondad es premiada y la maldad es castigada 
Pero eso es una mentira que nuestros padres y profesores nos dicen cuando somos jóvenes y lo creemos. Es un cuento de hadas”
(3)


La elocuencia del político engañando a las masas 

Las acepciones de la palabra “engaño” que se usarán en este trabajo son:

•    Dar a la mentira apariencia de verdad.
•    Inducir a otro a tener por cierto lo que no es, valiéndose de palabras o de obras aparentes y fingidas.
•    Producir ilusión.
•    Entretener o distraer con fines corruptos.
•    Ganar la voluntad de algunos con halagos, para conseguir de ellos algún beneficio.
•    Cerrar los ojos a la verdad, por ser más grato el error.
•    Dar información tendenciosa
•    Decir verdades incompletas.
•    Ocultar información.
•    Dar información contradictoria
•    Fraude

Desde la aparición del Homo sapiens, el engaño en todas sus formas, lo ha acompañado. Haciendo un recuento breve de la historia desde este enfoque se pueden tratar casi todas las actividades y las áreas de conocimiento. Probablemente la más antigua de las actividades intelectuales sea la espiritualidad, que aparentemente surgió con los neandertales una variedad del Homo sapiens,(4)  que según parece enterraba a sus muertos en posiciones determinadas y les colocaban flores con algún propósito relacionado con el trasmundo.

En el Homo sapiens esta característica se confirma, incrementada, al descubrirse tumbas con características semejantes pero más refinadas: restos de construcciones pétreas donde los astros eran observados y adorados.

El ser humano siempre ha tenido miedo óntico, y de éste y de su espiritualidad, una minoría de aprovechados (políticos muy inteligentes los llama el sofista Critias) crearon y perfeccionaron uno de los primeros sistemas de engaño para dominar a las mayorías. Desde este momento surge la división entre los que piensan por sí mismos y los que sólo siguen lo que otros dicen. 

Los chamanes y brujos fueron los primeros en utilizar el engaño, quizá al principio inconscientemente para integrar al clan o la tribu, pero muy temprano se utilizó para obtener poder con los beneficios materiales que éste conlleva. No en vano Thomas Payne declaró: 

Si pudiésemos correr el velo oscuro de la antigüedad [en lo referente al origen de los reyes, del Estado y los impuestos] y pudiéramos rastrearlos hasta sus orígenes, encontraríamos que el primero de ellos no fue más que el rufián principal de alguna banda desenfrenada; su salvaje modo de ser o su preeminencia en el engaño, le hicieron merecer el título de jefe entre canallas. Incrementando su poder y depredación, obligó a los pacíficos e indefensos a comprar su seguridad con frecuentes contribuciones.”

 Más tarde en Grecia, los sofistas se especializaban en la descalificación del rival mediante trucos de razonamiento que se pueden considerar como las primeras enseñanzas para elaborar engaños razonados. 

“"Sofista‟ es una palabra que significa "sabio", "experto en el saber". La acepción del término, por sí misma positiva, se convirtió en negativa a causa sobre todo de la toma de posición notablemente polémica de Platón y de Aristóteles. Éstos sostuvieron que, como había dicho Sócrates, el saber de los sofistas era aparente y no efectivo, y que además no se profesaba con objeto de una búsqueda desinteresada de la verdad, sino con fines de lucro. Platón, en especial, insiste en la peligrosidad […] de las ideas de los sofistas, además de su inconsistencia teórica”.(5) 

Sin embargo, actualmente se distinguen tres grupos de sofistas:

1.    Los grandes maestros de la primera generación, de los cuales dos son, para nuestro objetivo, los más importantes

  • Protágoras y su principio del homo mensura: “El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en aquello que son y de las que no son en aquello que no son”. Este axioma es, según los estudiosos, casi como la carta magna del relativismo occidental y se opone a los principios de la filosofía oriental que consideran al ser humano como parte del Todo. Protágoras enseñaba como virtud la habilidad de hacer prevalecer cualquier punto de vista sobre su contrario, por lo que fue muy apreciado por los políticos. 
  • Gorgias, que construye su retórica a partir del nihilismo y descubre el aspecto de la palabra por el cual ésta, prescindiendo de toda verdad, puede hacerse portadora de persuasión, de creencia y de sugestión. Es decir, Gorgias fue el primero en dar cuenta de que es fácil engañar con la palabra.

2.    Los naturalistas de la sofística, de quienes extraemos algunas ideas bastante interesantes.

  • Hipias de Elis, quien concedía gran importancia a la enseñanza de la matemática y de las ciencias naturales, pensaba que el conocimiento de la naturaleza era indispensable para una vida recta, que debía ajustarse precisamente a las leyes naturales, más que a las leyes humanas. 
  •  Antifonte, radicalizaba la antítesis entre la naturaleza y las leyes (humanas) afirmando que la naturaleza es la verdad y la ley es la opinión, por lo cual con frecuencia se oponen. Según él, hay que seguir las leyes naturales y, cuando pueda hacerse con impunidad, transgredir las humanas.

3.    Los “corruptores” de la sofística, los sofistas políticos.

  • Critias, desacralizó el concepto de los dioses, considerándolos como una especie de espantapájaros. Este concepto sobre los dioses, según él, fue introducido hábilmente por un político muy inteligente, con el propósito de hacer respetar las leyes, que por sí mismas carecen de fuerza para imponerse, más incluso cuando se carece de vigilancia sobre los seres humanos.
  • Calicles afirmaba que por naturaleza es justo que el fuerte domine al débil y que lo subyugue por completo.

Vemos en Protágoras, Gorgias y Calicles las raíces de la cultura del engaño. Ésta es una consecuencia natural del pensamiento, como lo son también las ideas, opuestas, de Hipias, Antifonte y Critias.

Desde entonces ha existido una gran controversia sobre la contraposición de la convención y la naturaleza, es decir, entre las leyes humanas y las leyes de la naturaleza. En la Antífona de Sófocles se da el conflicto entre un deber impuesto por la ley humana y otro impuesto por la ley divina. Cuando se acusa a Antígona de haber infringido la ley al practicar los ritos funerarios de su hermano, contesta a Creonte:

Porque estas leyes no las promulgó Zeus, y la Justicia, que habita en los dioses subterráneos no ha establecido estas leyes humanas. Y no creo que tú, hombre mortal, puedas transgredir las leyes no escritas e inmutables de los dioses. No son de hoy ni de ayer; no mueren; y nadie sabe de dónde salieron.(6)  

Esta identificación de la naturaleza con las leyes divinas se perdió y las leyes humanas se impusieron con la consecuencia de que, cuando ambas se contraponen, los conflictos aparecen en las sociedades que las promulgan. Siempre ha sido así, puesto da forma de gobierno tiende a corromperse.

La aristocracia (del griego aristos, los mejores), designa una forma de gobierno surgida en la antigua Grecia, en la que el poder lo detentan unos pocos, y en la que la justificación del poder estriba en el hecho de que quienes lo detentan se consideran los poseedores de la auténtica areté (ser digno de admiración y honor). Coincide también en que son los poseedores de las tierras. Los aristócratas se consideraban a sí mismos como los que encarnaban el ideal del kaloskagathos (hombres bellos y buenos, poseedores de toda la areté) (ilusión “aria”). La decadencia de la aristocracia, según Platón, origina la timocracia, poder de los militares que, a su vez, degenera en oligarquía, en la que una minoría sin escrúpulos oprime al resto de la población. Por lo general esa minoría es la de los ricos y entonces se le denomina plutocracia.

Creemos que toda forma de gobierno degenera en oligarquía y es en ésta donde el engaño llega a su mayor expresión. La rebelión del pueblo contra la oligarquía, supuestamente genera la democracia (poder de todos) pero, según Platón, puesto que el pueblo no está preparado para gobernar, la democracia degenera en demagogia y origina la tiranía. Lo que nos enseña la historia es que degenera en una nueva oligarquía. Platón argumentaba a favor de la necesidad de una forma de gobierno intermedia entre la democracia y la monarquía basada, a su vez, en la distinción entre dos clases de igualdad que matiza el ideal de la isonomía, que originalmente designaba la igualdad de derechos políticos y jurídicos entre los ciudadanos. Platón, en lugar de hablar de una igualdad formal, propone que cada ciudadano ocupe el lugar que le está destinado en la polis, según sus capacidades y su naturaleza, a la vez que busca el equilibrio entre democracia y monarquía. Por supuesto esto no es más que una utopía.

Es un lugar común decir que la democracia griega era casi perfecta y este engaño ha servido desde entonces a la demagogia de los políticos. Concordamos con Platón en que los pueblos no están preparados para gobernar y si nos preocupamos por ver a fondo el concepto nos damos cuenta de que en Greciani siquiera era democracia, era una aristocracia. El gran estadista Pericles, que era, teóricamente, un demócrata auténtico, concedió un pequeño estipendio a los jurados de los tribunales a fin de que tan delicada función no fuese un monopolio de los ricos(7)  y con esto introdujo la corrupción en una incipiente democracia que tuvo desde su inicio dificultades de aplicación a causa del desequilibrio económico entre las clases. Su mejor arma política fueron las obras públicas. Además, gobernó casi cuarenta años seguidos con más poderes que cuantos le reconocía la Constitución. ¡Y ésta fue la “época de oro” de la “democracia” griega! 

La democracia griega no debe tomarse más que como un antecedente. Si no hubiera habido democracia en Grecia, quizá no conoceríamos otras formas de gobierno. Defectuosa, injusta, aunque necesaria en el desarrollo de otras formas de gobierno a las cuales no hemos llegado.

La verdadera democracia, en cualquiera de sus versiones, será siempre una utopía porque en principio no es viable su aplicación, ya lo dijo Platón, con el agravante de que nació corrupta y muchas de sus leyes se oponen en varios aspectos a las leyes de la naturaleza. 

Los apologistas de la democracia, que son la mayoría de los políticos y estudiosos de las teorías políticas, insisten en que la democracia es, actualmente, el mejor sistema de gobierno (Según Churchill, el peor… salvo cualquier otro).No nos queda muy claro que la sociedad contemporánea esté en mejor situación que en cualquier época de los griegos. La inseguridad, la decadencia de los valores éticos, la ignorancia, la búsqueda desenfrenada de la satisfacción de los placeres, etc., afecta a un mismo porcentaje de gente que en cualquier época anterior. Por supuesto que cada quien habla de la feria según le va en ella. 

La democracia contemporánea no es más que demagogia. Siento que la visión que nos presentan quienes la defienden a ultranza, apoyando su posición en una supuesta superioridad sobre la griega, está fundamentada en estadísticas manipuladas.

       En la antigua Grecia                                            Actualmente

Se pedía dirección al oráculo y no a la sabiduría o a la experiencia Numerosos gobernantes (y gobernados, por supuesto) recurren todavía al consejo de astrólogos y todo tipo de charlatanes. Proliferan cientos de sectas y sociedades “secretas”.
El pensamiento era menos completo En todas las épocas han existido grandes pensadores, lo que tenemos ahora es mucho más información que en su mayoría no es la deseable.
Había menos libertad Quienes dirigen el destino de la humanidad restringen y otorgan grados de libertad a su arbitrio y conveniencia incluso hasta llegar al libertinaje en algunos aspectos
 La esclavitud era una norma. Sin embargo, sigue existiendo, con la diferencia de que no está legalizada. En Grecia los esclavos tenían ciertos privilegios, como el no pagar impuestos, y eran bien tratados.
La mujer era tratada con gran desigualdad y menosprecio. Habrá que preguntar qué beneficios les ha dado la actual democracia.
No se escuchaba la voz de todos, sino sólo de unos cuantos. Esto no necesita comentario, el engaño es evidente. Nuestra opinión, la del pueblo y la de los que saben pero no están de acuerdo con el poder, no cuenta.
La ley protegía a los ricos.  Por supuesto, y ahora también. Cuando un rico se ve afectado por la ley actualmente, es seguro que el poder político está en juego.

La realidad es que “vivimos en una Kakistocracia, que de acuerdo con MichelangeloBovero, una eminencia mundial en filosofía política, es el gobierno de los peores” (8)

La política, con su cultura del engaño, fue reforzada por el “maquiavelismo”, que se convirtió en el vademécum de los gobernantes. Recordemos algunas de sus máximas, que son de actualidad: 

El gobernante, como creador del estado, no sólo está fuera de la ley, sino que si la ley impone una moral, está también fuera de la moralidad. No hay otro patrón para juzgar sus actos sino el éxito de sus expedientes políticos para ampliar y perpetuar el poder de su estado. 

Maquiavelo dio abiertamente fuerza de ley al uso de la crueldad, la perfidia, el asesinato o cualesquiera otros medios, con tal de que fuesen utilizados con suficiente inteligencia y secreto para poder alcanzar sus fines: 

Pero conviene que cuando el hecho le acuse, el resultado le excuse; y cuando el resultado es bueno, como ocurrió en el caso de Rómulo [el asesinato de su hermano], siempre se le absolverá. Es digna de censura la violencia destructiva, no la violencia que reconstruye. Pues la manera cómo viven los hombres es tan diferente de la manera como deberían vivir que quien, para gobernarlos, abandona el estudio de lo que se hace para estudiar lo que sería más conveniente hacer, aprende lo que le lleva a la ruina y no lo que debe salvarle de ella…Un príncipe que desee mantenerse en el trono tiene que aprender a no ser bueno y a servirse o no de este conocimiento según exija la necesidad…Pero no tema incurrir en la infamia que acompaña a tales vicios, sino puede, sin ellos, conservar su estado. Porque tomando en cuenta todas las circunstancias se encontrará que hay cosas que parecen una virtud y que si las sigue le llevarán a la ruina; en tanto que otras que en apariencia son vicios le llevarán, si las practica, a la seguridad y el bienestar.(9)  . 

El príncipe de Maquiavelo es el modelo casi perfecto del egoísmo y de la habilidad para engañar. Un modelo que llegó para establecerse en todas las formas del poder.

Vivimos bajo una oligarquía “global” que bien podría llamarse “globarquía” donde el poder se ejerce mediante las siguientes formas:

  • a) Poder coercitivo (poder militar externo y poder policial interno), o la habilidad de A de inducir a actuar a B mediante una fuerza efectiva.
  • b) Poder económico, o el control sobre los recursos (financieros, materiales o tecnológicos) mediante el cual A puede influir a B a actuar en beneficio de A.
  • c) Poder político, o el grado hasta el cual A puede persuadir a otros de unirse a su causa en oposición a B, como resultado de los beneficios psicológicos o materiales que los potenciales adherentes vean derivados de la causa de A.
  • d) Poder legal o normativo, la ventaja que A puede obtener sobre B como resultado de la elaboración de reglas de sanción por cualquier institución a la cual A y B pertenezcan. El curso de la historia es producto de las interacciones dialécticas complejas, o luchas mediante las cuales los individuos o grupos intentan auto-realizarse tanto en oposición como en cooperación entre ellos.(10)
  • e) Poder mediante el engaño, El dominio que A ejerce sobre B a través de la palabra de acuerdo con las acepciones que de engaño se dieron al inicio y que es el complemento de las otras cuatro formas de ejercer el poder.

Podríamos también argumentar que vivimos en una aristocracia y no en una oligarquía. Quienes nos gobiernan lo hacen sin temores, poseen la riqueza, son dueños no sólo de las tierras, sino de la Tierra y, por supuesto, son los mejores…para engañar.

Giovanni Sartori cuenta que: El “neolenguaje” identificado por Orwell es en cambio un subproducto real, realísimo, de la sistemática propagación de lo falso aplicada por Stalin y por Hitler;” en la propaganda nazista y estalinista, “guerra era llamada paz, opresión llamada libertad, exterminio llamado solución, invasión llamada liberación”. Esta forma de engaño, el neolenguaje, en la “democracia” es más actual y está más perfeccionada que en tiempos de Stalin y Hitler porque no sólo surge en los discursos políticos de los líderes, sino en casi todos los órdenes de la cotidianidad. Es usado por los medios, en las negociaciones de todo nivel, etc. 

Y desde este punto de vista Hitler ganó la guerra, pues ese neolenguaje ha sido adoptado por casi todos los gobiernos.

Según Sartori, cuando afirma que en las democracias el público se forma una opinión propia de la cosa pública, no significa que el público haga todo por sí mismo y por sí solo. Sabe que hay “influyentes e influidos”, que los procesos de opinión van de los primeros a los segundos, y que en el origen de las opiniones difundidas hay siempre pequeños grupos de difusores. ¿Dónde está entonces la democracia? 

¿Se debe cambiar la democracia por otra forma de encontrar la justicia a la luz de las “imperfectas leyes humanas? Es necesario primero cambiar de paradigma (en el sentido kuhniano) por uno que tome en cuenta los principios constructivos que nos permitan evolucionar socialmente, un paradigma que involucre al planeta en su totalidad, saber qué es el hombre y el papel que juega en este universo. La naturaleza ha sido un libro del que se aprende pero el Homo no tan sapiens, en su arrogancia, lo está quemando sin leerlo.

Las leyes tanto físicas como cognitivas emergen conforme se evoluciona pero ya que el ser humano está estancado, destruyendo la complejidad del planeta, no creemos que avance al siguiente estado de la conciencia que se requiere para tener una forma de gobierno más acorde con las leyes naturales, por ejemplo la auto-organización o un real gobierno de quienes tengan que mejor Conocimiento y conciencia de bien común. ¿utopía? 

Se arguye que hemos progresado. El concepto de progreso debe estar ligado a una disciplina o a una actividad específica, ya que es una serie cualquiera de hechos que se desarrollan en un sentido deseable o la creencia de que los hechos en la historia se desarrollan en el sentido supuestamente más deseable. Por tanto, mientras el ser humano, sin perder su diversidad, no tenga bien definida una meta común, no es lícito hablar de progreso más que de manera reduccionista refiriéndose a una persona, un grupo o una actividad determinada. Tecnológicamente hemos progresado; económicamente un pequeño porcentaje de la población lo ha hecho de manera sorprendente, en la adquisición de conocimiento, lo mismo; en ciertos aspectos definitivamente hemos progresado. Pero desde nuestros primitivos ancestros a la fecha, ¿la conciencia colectiva ha progresado? Lo dudamos. 

Vivimos de la esperanza y de las utopías, lo cual es puntal esencial para que los que detentan el poder nos engañen una y otra vez. Maquiavelo lo expresó muy bien al afirmar que los hombres cometen siempre el error de no saber poner límite a sus esperanzas. Pero no sólo los que detentan el poder engañan. Como lo predijo Giambattista Vico, allá por 1725, la vida en las ciudades atestadas produciría hombres que estimarían el dinero como medida de todas las cosas… que carecerían de valor civil, y emancipados de la ética vivirían en la delación y el engaño. Y así vivimos, en el engaño, engañándonos los unos a los otros en todos los órdenes. 

El que siempre haya existido el engaño fue y es inevitable y se ha abusado de él hasta la saciedad. Hemos olvidado, menospreciado y desechado los principios que conducen al orden y a la complejidad, y no puede existir lo uno sin lo otro. Demasiado desorden conduce a la extinción y demasiado orden a la incapacidad para evolucionar. 

Los sistemas altamente ordenados no toleran un crecimiento sofisticado o mucha iniciativa humana. En contraste, las situaciones de mucho desorden, como la anarquía, rara vez se desarrollan hacia el orden, mucho menos hacia un crecimiento.(11) 

 Todos los sistemas han de decaer tarde o temprano, lo que nosotros marcaremos será la forma en que va a suceder. ¿El final de esta era será catástrofe final o dará origen a un crecimiento hacia un orden más justo? No es fácil predecirlo. La Tierra ha sido objeto de un deterioro como jamás se había dado y reordenarnos tardaría un tiempo demasiado largo medido por la impaciencia del ser humano.

Obviamente al sistema de poder le conviene formar un hombre nuevo, es decir todos iguales, la diversidad es más difícil de gobernar. Hay que lograr que todos tengan los mismos gustos, la misma falta de razonamiento, la docilidad para acatar leyes ideadas por el ser humano, etc., y muy importante para empezar, rastrear toda su actividad, y no hay mejor situación para lograr estos fines que la que se presenta cuando se induce pánico en las poblaciones


II.- Covid- 19 ¿el gran engaño?

Yo tampoco se nada y no
ando presumiendo como
Sócrates.
 
Anónimo 

La tecnología en sí, por extraordinaria que sea, no está divorciada de la utilización mañosa que el sistema de poder le pueda dar. La oligarquía dominante ha aprovechado el surgimiento y la gran expansión de los medios masivos de comunicación con su gran capacidad de influir en la población, para llevar a cabo un maridaje que ha incrementado su poder en forma exponencial, ya que la información que se transmite es fácilmente manipulable por cualquier tipo de ideología o intereses que pueden tener fines de engaño. Y ahora, más que en cualquier momento de la historia, con la pandemia que nos aqueja nos estamos dando cuenta de que hemos vivido en una cultura del engaño como se puede apreciar en las siguientes citas en el contexto de la pandemia que padecemos: 

El lenguaje jamás es inocente y si es empleado por la autoridad, aún menos, su carga ideológica insiste en acomodar una realidad amenazante e inestable en una narrativa de contención y éxito que nada sustenta en los hechos." (12) 

“Aun cuando no se reconozca. La mentira es consustancial a la política. En menor o mayor grado. Los políticos la utilizan con las mejores y peores intenciones. Igual la aplican para generar optimismo ante una realidad adversa, que para encubrirla porque expone su incapacidad ante ella y los desnuda. Sin embargo, el abuso de la mentira invariablemente termina por convertirse en un búmeran contra su autor, quien –por usarla de manera constante- configura un engaño. Un timo que, al ser descubierto por quien lo sufre, lo vive como un agravio y, por lo mismo, pierde el respeto por ese político, pone en duda su autoridad y competencia, e incluso el sentido mismo de su existencia. Si la mentira se acompaña de la contradicción, la exageración o de ambas, el resultado todavía es más grave. A la pérdida del respeto, se agrega la desconfianza en el gobernante, legislador dirigente o activista hasta abrir un abismo entre ellos y los gobernados. La crisis de representatividad engendra un sentimiento de orfandad. De la mentira, la contradicción y la exageración, están haciendo uso desmesurado los políticos en esto días…” (13)  (Y siempre)

Al igual que del engaño, el homo sapiens ha sido acompañado a través de su historia (entre otras muchas amenazas a su existencia), por las pandemias. (14)  Aunque este término no sea apropiado para definir la magnitud de todas las plagas biológicas que ha sufrido, porque cuando no había un gran contacto entre diversas civilizaciones, más bien se definirían como epidemias (15) , pero alguna han provocado más muertes que algunas pandemias. 

Aquí haremos un breve recuento de las pandemias a partir de la mal llamada “Influenza española” y su relación indisoluble con la civilización del engaño. 

Se reproduce una interesante cronología de las principales pandemias que registra la historia (ver fig. 1)

Para poner en contexto las pandemias en esta cultura del engaño, pondremos algunos ejemplos:

La “Influenza española”: La pandemia (1917 – 1919) no se originó en España, que había sido neutral en la guerra. En su momento se engañó al hablar de su verdadero origen por razones políticas. Hoy sabemos que la pandemia se originó en Estados Unidos. Uno de los primeros casos conocidos ocurrió el 11 de marzo de 1918, en la base militar Fort Riley, Kansas. Las condiciones de hacinamiento y falta de higiene crearon un caldo de cultivo fértil para el virus. En una semana habían ingresado al hospital del campo 522 hombres aquejados de la misma influenza grave. Poco después, el Ejército informó de otros brotes similares en Virginia, Carolina del Sur, Georgia, Florida, Alabama y California. Los buques de la Marina, anclados en los puertos de la costa este, también notificaron brotes de influenza y neumonía graves entre sus hombres. 

Mucho se ha escrito sobre esta pandemia, pero realmente no informaron que la provocó. Se dice que fue producto de la vacunación que se dio a los soldados antes de partir a la guerra en Europa. Hay incluso versiones que el virus provino de China. Entonces, en esta cultura del engaño quedamos en la ignorancia al respecto. 

Según las estimaciones la pandemia causó entre 40 – 50 millones de muertes, el virus productor de la llamada influenza española, fue de alta transmisibilidad pero de baja mortalidad, ya que infectó a 500 millones de personas, esto es una mortalidad de 8 - 10% de los infectados, De este porcentaje habría que eliminar las muertes por falta de tratamientos o tratamientos tardíos y/o equivocados, muertes de personas previamente afectadas de graves padecimientos, dado lo cual también quedaremos en la incertidumbre. Y para mayor confusión existen otras versiones (algunas muy burdas), que pueden encontrarse fácilmente en internet: 

En México la gripe española hizo su aparición en medio de la Revolución, por lo que no se tienen datos exactos de cuántas muertes sucedieron durante este evento…, se asegura, llegó a causar la muerte de 450 mil personas.” (16)  

Las respuestas de la población y de los gobiernos fueron muy semejantes a las que se han dado y se darán a la actual pandemia:

El papel del gobierno fue poco heroico, ya que se negó a aceptar la magnitud de la epidemia. Los encargados de salubridad achacaron la enfermedad a la tala de árboles, lo cual atraía vientos fuertes. Debido al desastre, el gobierno decidió cerrar el tráfico ferrocarrilero, no permitió el arribo de buques a Veracruz y clausuró la aduana fronteriza en Laredo, Tamaulipas.

Además, se prohibieron los besos y escupitajos, y se implementó el uso de pañuelos desechables. Se tenía que evitar tocar el teléfono con la boca y se lavaban las manos de forma constante. Entre las medidas que parecieron más extremas a la población fueron el cierre de iglesias y el aislamiento de familiares, cosa que influyó en la simulación de los enfermos… las falsas noticias no se hicieron esperar. Corrió la especulación de que el virus viajaba en el polvo de las suelas de los zapatos… No había iglesias, fiestas, centros sociales y se desalentaba el consumo de alcohol… los negocios comenzaron a cerrar, los teatros cancelaron sus funciones y muchos tuvieron pérdidas excepcionales.(17) 

Los antecedentes de la actual pandemia puede suponerse que se iniciaron con la “Influenza española”: 

1918.- Las olas de actividad de la influenza en primavera y otoño, reducen 12 años la expectativa de vida (42 años las mujeres y 36 años los hombres). 
1919.- Sucede la tercera ola de influenza pandémica. La pandemia se controla, pero el virus (H1N1) continúa circulando por temporada durante 38años. 
1930.- Se logra aislar por primera vez el virus de la influenza y se demuestra que la enfermedad es causada por un virus, no por una bacteria. 
1957.- Aparece el virus de la influenza H2N2 y desencadena una pandemia, que reemplaza al virus pandémico H1N1 de 1918.Ésta olvidada Gripe Asiática de 1957 puso a prueba el sistema sanitario mundial La cantidad estimada de muertes fue de 1.1 millones a nivel mundial y 116000 en los Estados Unidos. 
1960.- El Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos recomienda la vacunación anual contra la influenza en personas con riesgo alto de presentar complicaciones graves a causa de la influenza. 
1968.- Aparece el virus de la influenza H3N2y desencadena una pandemia, que reemplaza al virus H2N2. Apareció por primera vez en los Estados Unidos en septiembre de 1968. La cantidad estimada de muertes fue de 1 millón a nivel mundial y alrededor de 100 000 en los Estados Unidos. El gran número de muertes se dio en personas mayores de 65 años. El virus H3N2 sigue circulando a nivel mundial como un virus de la influenza A estacional. 
2005.- Se logra secuenciar por completo el genoma del virus de la influenza pandémica de1918. 
2007.- La FDA aprueba la primera vacuna estadounidense para personas contra un virus de la influenza aviar A(H5N1)
2009.- Aparecen los virus H1N1, relacionados de manera distante con el virus de 1918, y desencadenan una pandemia. El 17 de abril se detecta el nuevo virus H1N1 en los EE. UU. Los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) comienzan a trabajar para desarrollar un virus (llamado virus candidato para la vacuna) que podría utilizarse para crear una vacuna que proteja contra este nuevo virus. El 25 de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara una emergencia de salud pública de interés internacional. El 11 de junio la OMS declara oficialmente una pandemia al brote del nuevo virus H1N12009.Los CDC estiman que entre 151 700 y 575 400 personas murieron a causa de la infección por el virus de la influenza H1N1 2009 a nivel mundial durante el primer año que circuló el virus. Desde la pandemia de influenza H1N1 2009, el virus de la influenza (H1N1)pdm09 ha circulado por temporada en los Estados Unidos y provocado una importante cantidad de casos de influenza, hospitalizaciones y muertes.(18) 
2019.- Aunque existen algunas informaciones que difieren, un nuevo coronavirus apareció en Wuhan China, con un gran despliegue mediático. Una interminable serie de versiones contradictorias se difundieron por internet, diarios, revistas supuestamente científicas, televisión etc. Sería interminable comentar cada noticia. 

Las primeras informaciones de los gobiernos estuvieron plagadas de engaños, empezando por la causa de la pandemia y la posibilidad de que no llegara a sus países. Después fueron cambiando la información y finalmente, viendo en retrospectiva, parecería que hay una tendencia a exagerar la gravedad de la pandemia, y las medidas tomadas para controlarla. Según muchas fuentes informativas, tienen la finalidad de desestabilizar la economía mundial para enmascarar un inminente colapso financiero. En nuestra cultura del engaño no tenemos certeza de nada. No obstante todas las personas se sienten con derecho a opinar y lo hacen, por supuesto, desde el punto de vista de sus ideologías. 

Cuando existen versiones contradictorias sobre el mismo tema, alguien está engañando. Y será muy difícil para la mayoría de la población, ante la incertidumbre, conocer todas las versiones y obtener una visión cercana a la verdad. 

La serie de engaños (en todas sus acepciones) que se han dado sobre la pandemia de Covid-19 se inicia con el desconocimiento de la esencial función de los virus, además de que se le atribuyen cualidades absurdas como “asesinos”, “perversos”, “inteligentes”, “acechantes”, etc. 

I.- “la concepción de los virus y las bacterias que nos han transmitido tradicionalmente, y que nos siguen transmitiendo, especialmente en estos tiempos, tanto comunicadores como expertos, pero que [en la ciencia] ha cambiado radicalmente desde hace algunos años. Los datos sobre la implicación de las bacterias y los virus en la evolución de la vida son verdaderamente impresionantes, pero sería largo de documentar y de analizar aquí…. En cuanto a los virus, toda la información apunta a que fueron los que aportaron las secuencias responsables del desarrollo embrionario de animales y plantas, es decir, de la evolución de los seres vivos.(19)  

II.- El engaño sobre la causa de la pandemia. Una de las primeras informaciones señalaba a cierta mujer que había comido carne de murciélago en un mercado de Wuhan. Esta información fue cambiando y aparecieron versiones que aseguran que el virus fue producido en un laboratorio. No obstante, muchos científicos han expresado: 

El SARS-Cov-2 Evolucionó en la naturaleza y después saltó entre especies…. Probablemente pasó de un murciélago al hombre a través de un pangolín como intermediario”…

“Los murciélagos han sido relacionados con la emergencia de algunas de las epidemias más peligrosas de los últimos 50 años: Ébola, SARS, el virus de Marburgo, MERS, Nipah, Hendra y, en la pandemia actual, el SARS-CoV-2. Este hecho ha sido causa de muchos estudios y controversia y la respuesta a la pregunta es compleja. 

Aunque es un hecho que los murciélagos albergan más patógenos peligrosos para los seres humanos que otros animales, no se justifica su destrucción; los murciélagos tienen un enorme influjo positivo en sus ecosistemas, como polinizar las flores y controlar las poblaciones de insectos. La transmisión de nuevos virus a seres humanos y los brotes epidémicos son prevenibles, mientras se deje de dañar el hábitat de los murciélagos, o sean vendidos en mercados, junto con otras especies de mamíferos.” (20) 

Se encuentra una gran cantidad de artículos en internet respecto a que el virus surgió en la naturaleza. En cambio, son pocos los artículos que, con base en datos científicos sostienen la tesis de un virus fabricado en laboratorio asegurando que contiene secuencias de murciélago pangolín y algo más.

Una información más concreta es la que nos ofrece Luc Montagnier, Premio Nobel por su descubrimiento del virus del SIDA, tiene claro que es un virus de laboratorio. Y sabe muy bien de qué habla: „Trabajando con mi colega y amigo Jean-Claude Perrez, matemático, hemos analizado en los mínimos detalles la secuencia del descubrimiento y propagación del Covid-19. Y creemos bastante plausible que el genoma completo de este coronavirus tiene secuencias muy semejantes a las del VIH, el virus del sida.”(21) 

Para tener una información más amplia, recomendamos la lectura del artículo COVID 19. Sobre virus, asesinos y estrategias.

III.- El engaño en la información sobre el contagio y mortalidad del virus. Existen tantas diferencias, entre países, regiones, ciudades etc. que se requiere un estudio detallado que no es posible en este trabajo, Nos limitaremos a señalar que “En el mundo se estima que cada año hay un promedio de 60 millones de muertes. O sea, 164,384 diarios. Es en este contexto debe verse la estadística de la pandemia actual. El desafío que presenta el Covid-19 para los países es su sistema hospitalario y en cuanto a la pérdida de vidas la cifra es una incógnita, sobre todo en los países de Latinoamérica y África. En México, el gobierno federal estimaba, en abril, la posibilidad de llegar a unas 8 mil muertes [y al día de hoy (22 junio de 2020) ya hay más de 20,000 y contando] Brasil ya superó a la fecha los 50,000 fallecidos. 

IV.- El engaño en la información sobre capacidad de los sistemas de salubridad de los países, que varían desde hospitales vacíos hasta sobresaturación en todos los hospitales. Desde la necesidad de insumos con urgencia hasta reportar que existe sobrante. En la mayoría de los países se da la misma desinformación. Las cifras de contagios y muertes por el coronavirus que proporcionan los gobiernos según analistas y personal médico que atiende la pandemia, son claramente falsas.

V.- El engaño en las medidas de contención y cura de la pandemia. Al abordar este aspecto de la pandemia se hace más evidente el engaño con fines políticos. En cuanto a la contención hay varias recomendaciones, entre ellas, las que han sido más cuestionadas son el uso de mascarillas y el confinamiento o aislamiento social. Sobre el uso de mascarillas la información ha sido contradictoria y cambiante, En el caso de México, por ejemplo, el vocero del gobierno el día 28 de febrero expreso que “No es concluyente que (el uso de mascarillas) disminuya contagios” y el día 3 de marzo dijo que “En el tránsito a la nueva normalidad, (el uso de mascarillas) será una medida auxiliar para evitar propagación”. Y el Presidente alentó a la ciudadanía a salir a la calle, a abrazarse y llevar a la familia a restaurantes. En Estados Unidos el Presidente también desalentó el uso de mascarillas y para prevenir el contagio recomendó un medicamento para la malaria (hidroxicloroquina) que ha desatado una serie de opiniones en pro y en contra en internet, redes sociales y hasta en revistas científicas supuestamente confiables. Y cuando hay tanta información contradictoria el engaño es evidente.

Para la prevención y tratamiento del Covid-19 se han propuesto infinidad de remedios Sin embargo, a la fecha no existe ningún medicamento correctamente aprobado Los 4 tratamientos que la OMS estudia para combatir el covid-19 son: Remdesivir, Cloroquina/hidroxicloroquina, Ritonavir y lopinavir e interferon-beta.(22)  Laboratorios y universidades también investigan. Mientras tanto cualquier remedio es bueno para quienes apoyan su uso alegando que las grandes farmacéuticas, para obtener sus vacunas masivas y las grandes ganancias, tienen que fingir que no hay cura o tratamiento exitoso.(23) 

El estado de alarma decretado por varios gobiernos para hacer frente a la expansión del nuevo coronavirus, obliga a los ciudadanos a permanecer confinados todo o gran parte del día en casa. Se trata de una situación potencialmente estresante, en primer lugar por los motivos que han llevado a tomar estas drásticas medidas, la suspensión del trabajo y también por la incertidumbre de no saber por cuánto tiempo se prolongará la situación.

Desde hace décadas se conoce que las relaciones sociales están vinculadas a la salud física y mental. El aislamiento social y la soledad influyen decisivamente en el bienestar y la calidad de vida inadecuada. La cantidad y la calidad del sueño también pueden verse afectadas,… provocando una mayor fatiga durante el día.

Soledad y aislamiento social se relacionan con una mayor morbimortalidad. Aumentan el riesgo de un amplio abanico de enfermedades, desde las cardiovasculares hasta los resfriados comunes... La soledad y el aislamiento social también se relacionan con síntomas depresivos y, en el caso de los hombres, suponen un factor de riesgo de suicidio.(24) 

VI.- El engaño sobre las vacunas. Alguien engaña seguramente cuando en este tema hay tanta información contradictoria. Muchas vacunas han demostrado su eficiencia y seguramente han salvado muchas vidas y evitado contagio. Lamentablemente, existe una corriente que considera inadecuado y hasta peligroso su aplicación, basándose en información no satisfactoriamente comprobada. Aunque hay evidencia que algunas vacunas han sido mal elaboradas. 

En 1976 Un brote del virus H1N1 (influenza porcina) entre los reclutas de Fort Dix originó un programa de vacunación para prevenir una pandemia. A los 10 meses, más o menos el 25% de la población estadounidense estaba vacunada (48 millones de personas), casi el doble del nivel necesario para brindar cobertura para la población en riesgo. Al parecer, hubo más casos de lo esperado de Síndrome de Guillain-Barré,(25)   de modo que los funcionarios resolvieron que se suspendiera el programa de vacunación.(26)  

Al tratar las vacunas es imprescindible conocer los señalamientos que hacen a Bill Gates, con o sin razón. (27)  (28) 

Aunque la producción de una vacuna eficiente es cuestión de tiempo, hay un problema: una encuesta publicada hoy (27 de mayo de 2020) reveló que sólo el 49% de los estadunidenses planean vacunarse. El 67% de la gente mayor de 60 años afirmó querer vacunarse, pero, en contraste, solamente el 40% de la gente menor de 60 años lo hará.

VII.-El engaño en opiniones contradictorias. En el entorno de la pandemia muchas personalidades han dado su opinión sobre lo que ocurre y lo que ocurrirá en la era de la post-pandemia, aquí extractamos algunas: 

SlavojŽižek, filósofo, sociólogo, psicoanalista y crítico cultural: “Tendremos que aprender a sobrellevar una vida mucho más frágil y comprender que no somos más que seres vivos entre otras formas de vida”.(29) 

Juan Luis Arsuaga Eminente  Paleoantropólogo 
Pregunta: ¿La humanidad saldrá más cohesionada?
J.L.A. No, no, no. Eso es pensamiento mágico. Que un acontecimiento, el que sea, vaya a cambiarlo todo, es como creer en las apariciones de la Virgen. «Y una revelación en forma de virus hizo que la humanidad cayera hincada de rodillas y dijera: “¡Ya lo hemos comprendido”». Eso no tiene nada que ver con la ciencia o la razón. 
Pregunta: Hay quien opina que se va a dar marcha atrás en el proceso de globalización. ¿Cómo lo ve?
J.L.A. ¡Pero cómo vamos a dar marcha atrás a la globalización si las mascarillas las estamos comprando en China! Si les compramos todo a ellos. Esta crisis no va a poner de manifiesto nada que no supiéramos. Ni nosotros nos vamos a abrazar fraternalmente con los chinos, ni los palestinos y los israelíes se van a llevar mejor. Seguirá habiendo conflictos e intereses políticos y económicos enfrentados. Lo único que puede pasar es que se aceleren cosas que ya estaban ocurriendo. El resto, los mensajes del cosmos a la humanidad, ni explica nada ni tiene ninguna utilidad.(30)  

Markus Gabriel director del Centro Internacional de Filosofía de Bonn: 
Pregunta: Hay quien cree que de esta pandemia emergerá una sociedad mejor, más moral. Otros piensan que seguiremos siendo igual de mediocres y egoístas.
M.G. Creo que vamos a ser una sociedad más moral. Veo esta crisis como una preparación de la crisis ecológica. Esto no es nada comparado con la crisis ecológica, nada. Los Gobiernos de todo el mundo saben que la crisis ecológica va a matar a cientos de miles de personas en los próximos 100 o 200 años y este es un peligro real. Lo sabemos porque los modelos climáticos son mejores que los del coronavirus. Tenemos más datos, llevamos estudiándolo 50 años. Sabemos que habrá más virus y se pueden escuchar en la UE las voces a favor de un nuevo Green Deal. Veremos un nuevo modelo de economía global y no se va a parecer a la globalización.(31)


Crédito: Otis Historical Archives, National Museum of Health and Medicine / Dominio público

Conclusión 

La actual pandemia de Covid-19 ha venido a comprobar que vivimos en la civilización del engaño y para quienes buscamos un atisbo de verdad será muy difícil eludir la incertidumbre.

Aunque las cifras oficiales de contagios y fallecimientos de muchos países difieren de otras fuentes, se puede sacar en conclusión que los países con mejor sistema de salud y prevención de contagios han sido los menos afectados. Según el politólogo Francis Fukuyama, los países que han fracasado enfrentando la pandemia son aquellos donde "el Estado es disfuncional, las sociedades polarizadas y el liderazgo es pobre, dejando a sus ciudadanos y a sus economías expuestos y vulnerables". En otras palabras, los países mejor gobernados han sido los menos afectados (hay excepciones), y entre los 10 mejor gobernados, 7 lo están por mujeres. Los países mejor gobernados aportan las cifras más creíbles. La educación de cada país difiere, pero se puede observar que los países donde la educación sobre el comportamiento social es más hacia la cooperación y unidad entre la ciudadanía, las medidas de contención de la epidemia son menos estrictas y como ejemplo: 

¿Por qué no se ha publicitado más la manera tan eficiente como Uruguay ha luchado contra el coronavirus? [El presidente] Lacalle Pou se resistió a imponer una cuarentena… Apeló a la responsabilidad de los ciudadanos…Para nosotros la libertad del individuo es muy importante, el presidente nunca quiso tomar una medida que no tuviera en cuenta ese aspecto fundamental que es nuestra filosofía de vida(32)  

Lo primero que queda en la incertidumbre es saber si el virus fue elaborado en un laboratorio, y en ese caso cuál fue el objetivo de su elaboración y lanzamiento. 

En segundo lugar, el “coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) parece ser un virus de alta patogenicidad pero baja de virulencia.(33)  

En promedio, en adultos sanos, la infección causada por este virus es usualmente asintomática o en la mayoría produce síntomas parecidos a la gripa y, menos común, produce diarrea y dolor abdominal y otros diversos síntomas. En personas inmuno-comprometidas tales como SIDA, cáncer, diabetes, personas de edad avanzada y alcohólicos, causa severas infecciones. Podemos preguntarnos ¿por qué entonces hay más muertes que las que debería haber? Creemos que porque en las actas de defunción se anota como causa primera de muerte, la última afección que presenta el paciente. Así, si llega al hospital un enfermo con un cáncer terminal o los riñones colapsados y en el hospital adquiere el Covid-19, la causa de muerte se atribuye a esta infección. 

Por eso no es posible determinar la letalidad ni la mortalidad reales del virus.

La tasa de mortalidad se calcula tomando como referencia a la población total, mientras que la tasa de letalidad solo tiene en cuenta a las personas afectadas por una determinada enfermedad. Estas tasas, para determinarse correctamente, deberían realizarse bajo un estricto control médico y haciendo pruebas y seguimiento a los infectados. Hacer esto es difícil y muchos países no lo hacen, por lo tanto si se obtienen las tasas de acuerdo con los datos que se proporcionan “oficialmente”, los resultados son incoherentes y no corresponden a la realidad. Como ejemplos podemos obtener los siguientes datos: Al día de hoy 10/06/2020 

CIUDAD Densidad Población Contagios Muerte Mortalidad Letalidad
De México 5,967 hab./km2 8,555,500 32,256 3,256 0.000380% 10.009%
Nueva York 10,000 hab/km2 8,600,000 242,570 17,627 0.205500% 7.260%
Madrid 5,418 hab/km2 3,275,195 70,543 9,130 0.279000% 12.942%
Tokio 12,000 hab/km2 9,447,253 5,408 311 0.000033% 5.753

Manila tiene una población total de 1652171 de acuerdo con el censo de 2013, lo que hace a Manila la ciudad más densamente pobladas del mundo con una densidad de población de 46,177 hab/km2. La densidad poblacional de Manila empequeñece a las de Calcuta (27 774 habitantes por km²) o Bombay (22 937 habitantes por km²) y por supuesto a Tokio o Nueva York.

La densidad de población no es un factor determinante en la propagación de contagios y los fallecimientos. Ninguna información acerca de la enfermedad llamada Covid-19 es totalmente confiable.

Lo que podemos con un grado aceptable de certeza, es predecir que las pandemias seguirán y no solamente si son producidas, sino las naturales debido a la destrucción de los ecosistemas. Lo cual es fácilmente comprobable si se estudian a profundidad pandemias y epidemias como la malaria, el cólera, el dengue, la fiebre amarilla, la enfermedad de Chagas, el ébola, la filariasis linfática la esquistosomiasis, Chikungunya, Cisticercosis, Zika, etc.

“La exploración de selvas tropicales, la deforestación, la creciente inmigración y el tráfico aéreo internacional ha llevado a una incidencia progresivamente globalizada de tales enfermedades.” (Wikipedia)


 

Las zonas de mayor destrucción de ecosistemas coinciden con las zonas de mayor incidencia de las epidemias y pandemias citadas

Las pandemias venideras tenderán a ser más frecuentes, a extenderse más rápidamente, a cobrar más víctimas y a infligir más daño económico si la humanidad no detiene de manera crítica la destrucción del ambiente y la explotación de la vida silvestre en nuestro planeta. Un grupo de científicos de diferentes partes del mundo ha advertido sobre los peligros que enfrenta la humanidad ante el advenimiento de nuevos virus. 

El potencial de pandemias futuras es, dicen, enorme, y el sufrimiento que ha causado el coronavirus “puede ser sólo el principio”. Los autores del reporte, de la Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés), aseguran: “Una sola especie es responsable de la pandemia de Covid-19, nosotros. Al igual que las crisis del clima y la biodiversidad, las pandemias recientes son una consecuencia directa de la actividad humana”. (ya sea por la destrucción de ecosistemas o por los experimentos de ingeniería genética que realiza con indeterminados fines).

En el reporte, dirigido por el zoólogo Peter Daszak, los científicos advierten: “La deforestación descontrolada, la expansión rampante de la agricultura intensiva, la minería, el desarrollo de infraestructura, así como la explotación de especies silvestres, han dado lugar a la tormenta perfecta para que se desborden nuevas enfermedades de la vida silvestre a la gente. Esto suele ocurrir en áreas donde habitan las comunidades más vulnerables a trastornos infecciosos”. La humanidad, cabe recordar, ha destruido más del 85% de humedales y pantanos y dedica más de una tercera parte de la superficie de la tierra y la mayor parte del agua dulce para la ganadería. 

“Añadan a esto el mercado sin regular de animales salvajes y el crecimiento explosivo de la trasportación aérea y queda claro como un virus que circulaba en una especie de murciélagos en el sureste de Asia sin hacer daño a nadie ha infectado ya a más de 3 millones de personas, provocado sufrimientos inmensurables y detenido economías y sociedades alrededor del mundo”, escribieron. “Esta es la mano del hombre en la emergencia de una pandemia”. La mayoría de los virus que nosotros y animales no humanos portan consigo no los enferman, pero las epidemias son causadas por un número cada vez mayor de personas que entran en contacto directo, y a veces en conflicto con, otras especies. 

La solución en la mayor parte del mundo, por ahora, es la cuarentena, las restricciones de movilidad, los estímulos económicos. Pero según los autores, “hace falta un cambio transformativo, fundamental, una reorganización sistémica que abarque factores sociales, tecnológicos y económicos, paradigmas enteros, y cuestione los valores y objetivos de la humanidad en todos los sectores”. Lo que está sucediendo no es suficiente: la mitigación de la crisis parece motivar la agricultura intensiva, las dádivas federales multibillonarias a aerolíneas. En pocas palabras, dicen, “esencialmente, se está subsidiando la emergencia de pandemias futuras”. 

La economía mundial está basada en un “paradigma limitado que depende del crecimiento económico a cualquier costo”, describen los autores, “los seres humanos tenemos una pequeña ventana de oportunidad” para no sembrar las semillas de epidemias venideras. “De inmediato, hace falta asegurar que las acciones que se están tomando para reducir el impacto de la pandemia actual no amplifiquen los riesgos de crisis futuras”. Y concluyen: “La crisis de Covid-19 nos exige, a todos, que confrontemos los intereses tradicionales que se oponen a un cambio transformativo para acabar con el “igual que siempre””.(34) 

 

NOTA: Este trabajo está fundamentado en numerosos libros y artículos. Prácticamente todo se ha dicho ya, pues no hay nada nuevo bajo el sol. Se enlistan las principales fuentes de información en las referencias y la bibliografía y se da todo el crédito a quien le corresponda en el caso de alguna omisión. No se citan todas las fuentes de la internet porque son muchas las investigadas, pero todo está allí 

 


BIBLIOGRAFÍA 

AGUDELO, Guillermo y Juan Sebastián Agudelo. El universo sensible. IIEH. México. 2002.

ANDERSON, Irving H. History in a Teilhardian Context: The Thought of Teilhard de Chardin as a Guide to Social Science. Teilhard Studies No. 17 Spring-Summer. 1987.

BOHM, David. La totalidad y el orden implicado. Cairos. 2ª edición. Barcelona. 1992.

CORTES, Morató Jordi y Antoni Martínez Riu. Diccionario de filosofía en CD-ROM. Copyright © 1996-99. Empresa Editorial Herder. Barcelona. Todos los derechos reservados. ISBN 84-254-1991-

FÁRBER, Bejarano Guillermo. Artículos publicados en las columnas Tanatosismos y Buhedera.

HASLAM Alexander y Stephen D. Reicher. “The Psychology of Tyranny” en Scientific American MIND. Noviembre 2005.

REUBEN, David. Everything You Always Wanted to Know About Nutrition. Simon&Schuster. New York. 1978. 

SANDÍN, Máximo, et al. Evolución: un nuevo paradigma. IIEH. Madrid. 2003.

SARTORI, Giovanni. ¿Qué es la democracia? Patria (colección Nueva Imagen). 2° edición. México. 1997.

TORRES, Pablo. Lo que no es cierto de la Democracia Griega. Inédito.

VICO, Giambattista. Principios de una Ciencia Nueva sobre la naturaleza común de las naciones. Aguilar. 5ª edición. Argentina. 1981.

 

NOTAS

(1) ALLEJO, Fernando. Manualito de imposturología  física. Santillana Ediciones Generales. México. 2005

(2)  Director del Instituto para las Ciencias Cognitivas y la Psicología Evolutiva de la Universidad de Nueva Inglaterra)

(3)  Del reportaje de Jesús Pacheco, en El Ángel Reforma, 11 de enero de 2009, México

(4)  De acuerdo con el biólogo Máximo Sandín: “Desde mi punto de vista (y de otros antropólogos, incluso darvinistas) los neandertales serían una variedad (más) de Homo sapiens. Son los darvinistas más feroces los que se empeñan en que sea otra especie que fue arrollada por los “superiores”.

(5)   REALE, Giovanni y Dario Antiseri. Historia del pensamiento filosófico y científico. I. Antigüedad y Edad Media. Herder Editorial. 3ª edición. España. 2004.

(6)   SABINE, George H. Historia de la teoría política. Fondo de Cultura Económica. México. 2000.

(7)  MONTANELLI, Indro. Historia de los Griegos. Plaza & Janes. colección Historia Viva. Barcelona. 1998.

(8)   Pablo Hiriart, La kakistocracia al mando en https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/pablo-hiriart/la-kakistocracia-al-mando.

(9)   MAQUIAVELO, Nicolás. El príncipe. Alianza Editorial. Madrid. 2000.

(10)   ANDERSON, Irving H. History in a Teilhardian Context: The Thought of Teilhard de Chardin as a Guide to Social Science. Teilhard Studies No. 17 Spring-Summer. 1987.

(11)   HALL, George M. The Ingenious Mind of Nature (Deciphering the Patterns of Man, Society, and the Universe).  Plenum Trade. Nueva York y London. 1997.

(12)  Jorge Volpi. Vieja anormalidad en Diario REFORMA 18/05/2020.

(13)  Rene Delgado, sobreaviso en Diario REFORMA 18/05/2020

(14)   Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países.

(15)    Enfermedad infecciosa que durante un periodo de tiempo ataca, simultáneamente y en un mismo territorio, a gran número de personas.

(16)  https://www.capitalmexico.com.mx/nacional/muertes-revolucion-mexicana-censos-poblacion-cifras-gripa-espanola/n

(17)   https://www.entrepreneur.com/article/348341

(18)   https://espanol.cdc.gov/flu/pandemic-resources/2009-h1n1-pandemic.html

(19)   COVID 19. Sobre virus, asesinos y estrategias. https://iieh.com/noticias/evolucion/covid-19-sobre-virus-asesinos-y-estrategias

(20)   https://www.iieh.com/noticias/noticias-737136/noticias/los-murcielagos-y-los-virus-patogenos

(21)   https://www.iieh.com/noticias/evolucion/covid-19-sobre-virus-asesinos-y-estrategias

(22)  BBC NEWS  https://www.bbc.com/mundo/noticias-52012842 

(23)   https://thehill.com/homenews/administration/498375-trump-says-hes-been-taking-hydroxychloroquine?userid=439965

https://uncoverdc.com/2020/06/06/politicized-science-lancet-nejm-retract/

https://www.mediotiempo.com/otros-mundos/coronavirus-esta-por-desaparecer-didier-raoult-epidemiologo

(24)  https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0212656716301809

(25)  El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad grave ((una afección Neurológica)  que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca parte del sistema nervioso periférico por error, puede presentarse junto con infecciones virales o bacterias, tales como  la Influenza.

(26)   https://espanol.cdc.gov/flu/pandemic-resources/pandemic-timeline-1930-and-beyond.htm

(27)   Ben Garrison  ha declarado que “Bill Gates no es virólogo…Sin embargo, a través de su fundación, posee y controla fabricantes de vacunas, así como patentes sobre virus, incluido el coronavirus. Bill declaró claramente que podría reducir la población mundial a través de las vacunas…. Su vacuna contra la poliomielitis se usó en la India, a menudo sin consentimiento, y causó la poliomielitis y muchas muertes.” Ben Garrison Caricaturista político es partidario de racismo, la islamofobia y el antisemitismo además de promover el Movimiento antivacunas y el negacionismo del cambio climático.

(28)   Según ha desvelado el abogado ambientalista Robert F. Kennedy Jr., una vacuna experimental financiada por la Fundación “Bill y Melinda Gates” en el año 2014 contra el virus del papiloma humano y administrada a unas 23.000 niñas en la India tuvo como consecuencia 7 menores fallecidas y otras 1.200 sufrieron efectos secundarios graves como trastornos autoinmunes y de fertilidad. Kennedy ha asegurado que esta vacuna fue desarrollada por los laboratorios Glaxo Smith Kline y Merck y administrada a las niñas en condiciones discutibles. http://elcontramedio.com/una-vacuna-financiada-por-bill-gates-dejo-a-1-200-ninas-enfermas-de-por-vida/

(29)   https://www.lavanguardia.com/libros/20200507/481007665603/zizek-pandemia-libro.html

(30)   https://xlsemanal.abc.es/personajes/20200514/juan-luis-arsuaga-futuro-humanidad-coronavirus-epidemias-historia.html#vca=rot-ed-7&vmc=crosslinking-xlsemanal.json&vso=noticia-opinion&vli=1-juan-luis-arsuaga-espero-que-algun-dia-nuestra-tribu-sea-la-humani

(31)  Lupa 1362 Editor Juan Francisco González Íñigo

(32)   Mario Vargas Llosa. Piedra de toque. El ejemplo Uruguayo. Diario REFORMA

(33)   La patogenicidad es la capacidad de un agente infeccioso de producir enfermedad en un huésped susceptible. La virulencia es un término cuantitativo que define el grado en que un patógeno puede causar enfermedad; esto a menudo está relacionado con el número de microorganismos que se requieren para causar la infección o la frecuencia de infección en una población dada y los determinantes de virulencia de la cepa. http://www.revista.unam.mx/vol.6/num4/art35/art35-2.htm

(34)   https://www.iieh.com/noticias/noticias-737136/noticias/la-destruccion-del-ambiente-y-las-epidemias

No hay comentarios aún en “El Covid-19 en la civilización del engaño” .

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Otros Artículos

Artículos relacionados