Los choctaw y los irlandeses, 173 años después

Espíritus afines. Escultura en Cork, Irlanda.

Espíritus afines, de una hambruna a una pandemia.

Entre 1845 y 1849, la gran hambruna irlandesa cobró alrededor de un millón de vidas y otro millón más de personas emigró hacia otros países. A la mitad de ese desastre humanitario, los Choctaw (tribu amerindia que actualmente habita en Oklahoma y Misisipi) enviaron 170 dólares a Irlanda para alimentar familias afectadas. La generosidad de la tribu Choctaw, ella misma hundida en la pobreza desde que fueran despojados de sus tierras en los siglos XVIII y XIX, tocó los corazones de los irlandeses, que sufrían problemas semejantes a manos de los ingleses. La escultura cuya imagen se aprecia arriba fue instalada en 2015 en el condado de Cork, en el sur de Irlanda, se titula Espíritus afines y conmemora la donación de 1847.

Hoy, en medio de la pandemia de coronavirus, los antiguos pueblos amerindios, al igual que otras minorías, han resultado muy afectadas en Estados Unidos. Los choctaw y los navajo sufren escasez de agua potable, comida y recursos médicos así que convocaron una recaudación de fondos en internet de manera desespetada. 173 años después de la donación para la hambruna que los aquejaba, los irlandeses han devuelto el antiguo favor: Los fondos comenzaron a llegar de Irlanda y, en este mismo momento, han alcanzado 2.45 millones de dólares.

La gran hambruna irlandesa

Muchos donadores irlandeses han citado la generosidad original de los choctaws, recordando que los 170 dólares fueron regalados no mucho tiempo después de que el gobierno de Estados Unidos reubicara las tribus amerindias desde el sureste del país en una marcha de miles de kilómetros que dejara muertas a miles de personas en el camino: el Sendero de Lágrimas. Los mensajes y las donaciones de apoyo de ciudadanos irlandeses fueron tantas que los organizadores del fondo mandaron un mensaje: “Los actos de generosidad de los ancestros han creado reciprocidad casi 200 años después a traves de la memoria de la sangre y los vínculos mutuos”. La opresión de su pueblo y la catástrofe convirtieron a los irlandeses y los choctaw en espíritus afines.

Los fondos obtenidos no podían haber llegado en mejor momento, ya que la nación Navajo está en medio de uno de los peores brotes en Estados Unidos, el país más factado del mundo. Ya se cuentan entre los Navajo 3 mil casos y más de 70 muertes. La mayoría de las tribus amerindias sufren en la actualidad de condiciones que agravan su situación ante la pandemia: alto porcentaje de diabéticos, escasez de agua potable ycohabitación de varias generaciones de una familia bajo un mismo techo.

 

Paráfrasis: IIEH

Fuentes:

Los irlandeses devuelven un antiguo favor al ayudar a nativos americanos a combatir el virus

Fondo de ayuda COVID-19 para familias Hopi y Navajo

No hay comentarios aún en “Los choctaw y los irlandeses, 173 años después” .

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Más artículos de este autor

Artículos relacionados