Todos los artículos

Hay vida incluso en glaciares

Por Matt Kaplan
The New York Times, 29 septiembre 2012

La vida tiene el hábito de aparecer en los sitios más insólitos. Géisers, acantilados de desiertos, incluso pilas de estiércol son ambientes a los que al menos unas cuantas criaturas llaman hogar.
Ahora las bolas de musgo sobre glaciares se unen a esta extraña lista. Se ha descubierto que estas pequeñas masas, conocidas como "ratones glaciares", contienen ecosistemas en miniatura. Y hasta en temperaturas bajo cero, hallaron los científicos, los habitantes se las arreglan para desarrollarse.
En vientos intensos, los ratones glaciares, formados cuando montones de polvo y desechos orgánicos desarrollan, con el tiempo, una capa de musgo, saltan a lo largo de extensas capas de hielo. Debido a que los glaciares están en constante, aunque lento, movimiento y con frecuencia son azotados por el viento, esos montones ruedan un poco como arbustos rodantes, y el musgo termina creciendo por todas partes., Después de años de crecimiento, los montones se vuelven unas bolas verdes de pelusa vegetal del tamaño de un ratón, de ahí su nombre.
Steve Coulson, biólogo especialista en el Ártico en el Centro Universitario de Sval-bard, Noruega, y Nicholas Midgley, de la Universidad de Nottingham Trent en Inglaterra, habían especulado que la capa de musgo cortaría el viento y mantendría las tem-peraturas más templadas que las del hielo y, combinado con un suministro constante de agua, podría hacer que animales buscaran ratones glaciares como refugios.
En el glaciar Falljokull en el sureste de Islandia, Midgley recolectó 10 ratones glaciares para examinarlos más detalladamente y colocó sondas en otros cinco para medir sus temperaturas internas. De regreso en el laboratorio, Coulson analizó los especímenes recolectados en busca de animales.
Los científicos presentaron su informe sobre el nuevo ecosistema en un artículo en la edición de junio de Polar Biology. Al interior de los ratones, los investigadores encontraron colémbolos (criaturas de seis patas tipo insecto), tardígrados (criaturas diminutas de ocho patas, .amantes de la humedad comúnmente llamados osos de agua) y simples gusanos nematodos.
Y contrario a lo que el equipo esperaba, estos animales no sólo se las arreglaban adentro de los ratones glaciares; con hasta 73 colémbolos, 200 tardígrados y mil nematodos encontrados en un sólo ratón, sino que también prosperaban.
"Yo esperaba encontrar algunos animales, pero no tantos", dijo Coulson. Lo que encontró particularmente sorprendente fue que los colémbolos eran de muchos grupos de edad. "Esto indica que podrían estarse reproduciendo dentro de los ratones", comentó.
Peter Convey, ecologista polar del servicio British Antarctic Survey, dijo que los ratones en forma individual existen sólo unos cuantos años antes de desbaratarse. Pero, dijo, "con los colémbolos potencialmente reproduciéndose en su interior y con la capacidad de estos animales de pasar de un ratón a otro cuando el viento los reúne en una área pequeña, parecería que el entorno del ratón glaciar en general funciona como una forma de ecosistema permanente".

Los límites del crecimiento, 40 años después

La Tierra y su densidad de población

En marzo de 1972, se hicieron públicos por primera vez los resultados de un estudio muy innovador, aunque respondía a una pregunta muy antigua: ¿Cuándo crecerá la población mundial más allá de la capacidad de la Tierra para mantenerla? El reporte fue elaborado por un equipo de especialistas del MIT que usaron simulaciones por computadora y publicado en forma de libro con el título Los límites del crecimiento (Limits to Growth), hoy en día un clásico en su campo y con traducciones en 40 idiomas.

La cooperación en la evolución: El prisionero letrado

Pescadores de Bali empujando un bote hacia el mar

Tradicionalmente, no se puede hablar de evolución sin referirse a competencia. Es más, para la mayoría de la gente son intercambiables: supervivencia del más apto, evolución. Pero gracias a los avances y la integración de otras ciencias con la biología se ha visto que la competencia no explica la evolución de forma definitiva. Martin Nowak, matemático y bioquímico de la Universidad de Harvard, ha demostrado que la cooperación tiene una importancia al menos equivalente como pilar de la evolución desde su inicio.

Altera el ecosistema obra antiinundación

 

>  Dañan trabajos de desazolve hábitat en cauce del río Tabasquillo.

Carlos Marí

3 septiembre 2012, Reforma, México

 

CENTRO, Tab.- Una obra contra inundaciones que pretendía terminar la Comisión Nacional del Agua (Conagua) antes de la temporada fuerte de lluvias alteró al menos 12 de 18 kilómetros del hábitat original del cauce del río Tabasquillo, que en parte está dentro de la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera de Pantanos de Centla (RBPC).

Son trabajos realizados con retroexcavadoras en lecho y margen del río, que la Conagua tramitó ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), al igual que el de la Iguana y González, con denominación de "desazolve" y "limpieza", y similar al de un tercero, ubicado también en la reserva de Pantanos de Centla, el del Bitzal, llamado de "restauración del flujo hidráulico".

En el caso de Tabasquillo, aún cuando la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró la obra a 23 días de haber iniciado la operación de los trascabos, expertos ambientales advirtieron que nunca debió haber sido autorizada.

"Con la intervención de trascabos se alteró la vida silvestre del Tabasquillo que no es un canal, sino un río o un arroyo, y por lo tanto, su sistema natural sostiene un tipo de vida de silvestre que es importante preservar, debido a la rapidez de extinción, como es el caso de la tortuga blanca, el cocodrilo y el manatí", aseguró Jorge Goñi Arévalo, investigador de la División de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT).

''Y precisamente por esa vida silvestre, el diagnóstico indica que es un arroyo que no se debe de dragar o de rehabilitar, que es un término que no se justifica, porque la función de este cauce no es conducir agua para desalojar un río, sino para sostener vida silvestre, nada más", remarcó Goñi Arévalo.

El experto argumentó que al pretender ampliar el ancho del río de 25 metros a 95 metros en promedio, la Conagua "alteró totalmente la condición del sistema natural".

''El Tabasquillo es un sistema de baja velocidad de corriente de agua y alta productividad de vida primaria, porque sostiene organismos mayores, como tortugas, lagartos y manatís, de tal forma que tenía toda una cadena acuática. Entonces, lo menos apropiado es desplazarlos para correr agua.

"Los peces van a responder a condiciones de ahuyentar que genera las altas condiciones de agua turbia, debido a que hubo remoción de materiales finos de muy lenta sedimentación, con lo que otros animales que se alimentan también huyen", explicó el especialista.

Claudia Centeno Ruiz, experta de la UJAT, manifestó su preocupación por este tipo de obras de Conagua.

''A nosotros nunca nos consultó la Semarnat para emitir su dictamen, sobre todo cuando Tabasquillo es uno de los cinco sitios que hay de nidación de la tortuga blanca, que es una especie con alto grado de amenaza. Entre el 2007 y 2010, habíamos identificado 56 ejemplares, como una muestra poblacional.

"Creo que este tipo de obras, aún cuando se pretende justificar que son para proteger de inundaciones, deben de analizarse muy a fondo, porque hay sitios de esa zona que deben de mantener su integridad biológica", afirmó.

La Profepa, sin embargo, sólo advierte en el dictamen de clausura que el uso de los trascabos afecta gravemente el ecosistema.

''Al utilizar maquinaria, que no está autorizada por la Semarnat, afecta gravemente el ecosistema imperante en la zona, como es el desarrollo del lirio acuático y fauna de la zona", advierte la sanción que aplicó la dependencia a la Conagua.

"Esto desencadena una serie de factores negativos al medio ambiente, y en el presente caso se perfecciona el concepto de riesgo inminente de desequilibrio ecológico, que es una de las causales para las medidas de seguridad (clausura)", agrega.

Dos semanas antes, el delegado de esa dependencia, Antonio Lope, desestimó a un centenar de campesinos y pescadores de Tabasquillo que acudieron a sus oficinas a exigirle parar el "desazolve" por los daños a la pesca y la mortandad de tortugas.

"Ya se hizo una inspección allá en Tabasquillo y no se encontró ninguna mortandad de peces", dijo.

José Manuel Arias Rodríguez, presidente de la organización ambientalista Santo Tomás, cuestionó que la Secretaría del Medio Ambiente autorice este tipo de obras, sin advertir los eminentes daños.

"No entendemos cómo es que la Secretaria del Medio Ambiente permite que la Conagua instale siete trascabos en el cauce del Tabasquillo y extraiga miles de Toneladas de sedimentos y amplíe su cauce al doble, con lo que destruye el hábitat ribereño", expresó el ecologista.

"Es imposible que la Dirección General de Impacto Ambiental de la Semarnat evaluara los riesgos ambientales que traería consigo este tipo de obras, debido a la prontitud con la que autorizó el primero de los proyectos, en cuestión de un par de meses", sostuvo.

La hamburguesa: quimera comestible

Una deliciosa hamburguesa

¿Cuántas veces hemos visto una imagen como ésta? Las compañías millonarias que fabrican hamburguesas la pasean frente a nuestras narices en la televisión, en la calle, en el cine. La hamburguesa es la bandera de la comida rápida y parece que ha estado con nosotros desde siempre, siempre a la mano. Pero no, una hamburguesa como esta que vemos ahora, con su pan, su queso, lechuga y tomate, no existía hace 100 años. No podría haber existido.

5 consejos de nutrición para personas que no hacen ejercicio

Vegetales frescos

El medio ambiente en el cual vivimos nos conduce al sedentarismo. Esto no es necesariamente malo para todos. Cada organismo es diferente. Aun cuando muchas personas requieren de ejercicio para estar saludables, existen otras cuyo organismo se adapta bien al sedentarismo. Sin embargo, hemos perdido en gran medida la capacidad de escuchar lo que nuestro cuerpo requiere.

La extinción de una especie: Un asunto solitario

Solitario George ha muerto

Chelonoidis abingdonii, la tortuga gigante de Pinta, ya no existe. Su último ejemplar, el famoso Solitario George, murió el 24 de junio de un paro cardíaco, a una edad que se calcula entre 100 y 110 años. Solitario George se merecía este título: Desde que fue descubierto en diciembre de 1971 en la isla Pinta, fue el único individuo conocido de su especie (o subespecie, pero el hecho de que no pudiera reproducirse con subespecies similares a pesar de muchos intentos puso esta clasificación en duda).