La primera clonación de primates

Zhong Zhong y Hua Hua

Biólogos chinos han realizado la primera clonación exitosa de primates.

El estudio, publicado en la revista Cell hace una semana, detalla el proceso de clonación que resultó en dos nacimientos sanos de macacos mediante la técnica de transferencia nuclear de células somáticas (TNCS). TNCS fue la misma técnica empleada para producir a Dolly, la oveja clonada hace más de 20 años. Los macacos, llamados Zhong Zhong y Hua Hua, son de la especie Macaca fascicularis y pertenecen al mismo orden taxonómico que los seres humanos, los primates. Aunque poseen copias idénticas del genoma del macaco donante, nacieron con dos semanas de diferencia; es posible verlos jugar y retozar en videos hechos públicos por la Academia China de las Ciencias.

La técnica de TNCS crea un embrión viable mediante la implantación de un núcleo donante en un óvulo cuyo núcleo ha sido sustraído. A pesar de que el nacimiento de Dolly se produjo en 1996 y que ya se han clonado con éxito ratones, cerdos, gatos, perros y otras especies de mamíferos, la clonación en primates había sido imposible hasta ahora por culpa de una serie de problemas técnicos. “La barrera técnica para clonar primates, incluso a humanos, está rota...”, dijo Muming Poo, uno de los coautores del estudio, “…la razón por la que realizamos este procedimiento es para crear modelos de animales útiles a la medicina, para la salud humana. No tenemos la intención de desarrollar clones humanos”. Es cierto que los clones de macacos podrían tener un papel clave para poner a prueba nuevas terapias y tratamientos al eliminar la incertidumbre de la variabilidad genética. Tal vez será posible, ya que compartimos tanto material genético con otros primates, determinar el origen genético de atributos y comportamientos humanos.

Macacos de cola larga clonados por biólogos chinos

Los clones de mamíferos suelen, cuando sobreviven, sufrir de anormalidades y tienen problemas de salud en varios puntos de su vida, sobre todo al alcanzar la pubertad. Las ovejas viven un promedio de 11 años pero Dolly vivió menos de 7 (aunque cabe aclarar que también murieron otras ovejas no clonadas de su rebaño de forma similar). Sin embargo, en 2016 un estudio detalló que cuatro clones de la misma línea de Dolly se encontraban en perfecto estado de salud a los 9 años de nacidos. De cualquier manera, la clonación de mamíferos, y más aún la de primates, sigue siendo un proceso costosísimo y de muy baja eficiencia: Los dos macacos del presente estudio fueron los únicos nacimientos de 301 embriones producidos.

Por ahora, los clones macacos (ya de dos meses de edad) juegan de forma natural en sus incubadoras llenas de juguetes. Pronto se espera que nazcan más clones del mismo estudio. Zhong Zhong y Hua Hua, por cierto, deben su nombre a la palabra china zhonghua: Nación China.

Autor: IIEH

Fuentes:

Clonación de macacos mediante transferencia nuclear de células somáticas

Científicos chinos derrumban barrera clave al clonar monos

Por primera vez la ciencia clona monos. ¿Acelerarán la investigación biomédica?