Gran hallazgo de huevos de pterosaurio

Crías de pterosaurio saliendo del huevo
 

Un equipo de paleontólogos chinos realizó el hallazgo de un depósito con 215 huevos de pterosaurio en excelente estado, 16 de los cuales contienen restos embriónicos.

Los pterosaurios fueron un orden de reptiles voladores que se extinguió hace alrededor de 66 millones de años. Aunque coexistieron con ellos durante más de 150 millones de años, no forman parte del clado de los dinosaurios. De hecho, los pterosaurios fueron los primeros vertebrados voladores y son, junto con los murciélagos y las aves, los únicos que gozan de vuelo en todo el sentido de la palabra.

Antes del hallazgo en cuestión, los huevos fosilizados de pterosaurio eran excepcionalmente escasos (sólo seis especímenes en 3D) y no se poseían restos de embriones. Por eso el director del estudio, Xiaolin Wang, se refiere al sitio como un “edén de pterosaurios”. Los 215 huevos de pterosaurio, cuyo número podría duplicarse en los próximos años, pertenecen a la especie Hamipterus tianshanensis, con una envergadura de 1.5m a 3.5m. El orden de Pterosauria en sí abarca especies tan pequeñas como un gorrión y otras inmensas como el Quetzalcoatlus, cuya envergadura alcanzaba los 12 metros.

El sitio fue descubierto en Xinjiang, desierto de Gobi, en el noroeste de China, y el estudio publicado en la revista Science la semana pasada. El hallazgo ha sido descrito, en el mundo de la paleontología, como extraordinario y, aunque hoy en día la región se trata de un lugar desolado y con poca vegetación, durante la vida del H. tianshanensis era un paraíso. Los huevos en sí se encuentran en un estado inusual de conservación y al parecer sus cáscaras son muy similares a las de los huevos de tortuga, con la misma textura curtida, lo cual sugiere que también eran enterrados para protegerlos de los depredadores.

Hamipterus tianshanensis en su nido
 

Los paleontólogos esperan que el análisis de los diferentes estados embrionarios del pterosaurio resuelva las dudas sobre similitudes entre el comportamiento de estos voladores de la época de los dinosaurios y las aves actuales. Para empezar, se ha dilucidado (mediante tomografías, osteohistología y micropreparaciones) que los pterosaurios no eran tan precoces como se pensaba, tenían extremidades anteriores débiles, carecían de la osificación necesaria para volar al nacer y pasaban más tiempo de cría en el nido. Además, se ha determinado que los pterosaurios tenían una lealtad similar al sitio de reproducción, colonia y cría al de las aves marinas actuales.

El sitio apenas ha sido explorado, en un futuro próximo se encontrarán más huevos y se harán pruebas mecánicas para comprender el vuelo de las crías jóvenes que empezaban a volar.

 

Autor: IIEH

Fuentes:

Acumulación de huevos con embriones en 3D provee pistas sobre la vida de los pterosaurios

Paleontólogos descubren un tesoro: 215 huevos de pterosaurio milagrosamente conservados

Cientos de huevos de pterosaurio han sido hallados, rompiendo las marcas anteriores