Éxito de la primera misión de Falcon Heavy

Starman, el maniquí que maneja el Tesla Roadster de Elon Musk en el espacio

La primera misión de prueba del transportador orbital Falcon Heavy (Halcón pesado), de SpaceX, ha sido exitosa.

Hace unas horas, en video transmitido en vivo desde Florida y luego desde el espacio, se pudo observar el lanzamiento del cohete más poderoso del planeta, el aterrizaje sincronizado de dos de sus tres núcleos y el vuelo orbital de un automóvil. Falcon Heavy es el vehículo espacial superpesado más poderoso del momento, con una capacidad de poner 64 toneladas en órbita. Varios de sus componentes son reutilizables y fue diseñado y fabricado por SpaceX, la empresa aeroespacial fundada por Elon Musk. Las imágenes en vivo del aterrizaje simultáneo de dos núcleos levantaron revuelo en el Centro Espacial John F. Kennedy, en Cabo Cañaveral, ya que sólo se había previsto un 50% de probabilidad de obtener resultados positivos en esta primera prueba.

¿Cuál fue la carga transportada al espacio esta primera vez? El carro “viejo” propiedad de Musk: El Tesla Roadster color cereza que se ve en la imagen, flotando en el espacio a 40 mil km por hora. Cámaras colocadas en tres de sus cuatro lados nos regalaron video en tiempo real de calidad sorprendente y contenido absurdo. Al volante del Tesla Roadster estaba sentado, con mucho aplomo, un maniquí en el traje espacial operativo de SpaceX; en el tablero de control se podían leer claramente las palabras Don’t Panic (no entres en pánico), en referencia a la novela Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams; y el radio, mientras tanto, tocaba a todo volumen la canción Space Oddity (rareza espacial), de David Bowie. El maniquí, por cierto, recibió un nombre oficial, también en homenaje a Bowie: Starman (hombre de las estrellas).

La inscripción en el Falcón Heavy: Hecho en la Tierra por humanos

El Tesla de Musk sólo transmitió doce horas de video y su próxima parada, después de orbitar la Tierra varias docenas de veces, será alcanzar una órbita elíptica entre nuestro planeta y Marte. De hecho, se espera que, con el paso del tiempo, casi alcance la órbita del Planeta Rojo. Como dijo Musk en la conferencia de prensa tras el lanzamiento: “Las cosas absurdas y divertidas son muy importantes en la vida”. El Tesla rojo, que a la vez es promoción brillante y un pedazo de lo absurdo, contrasta profundamente con el Disco de Oro, enviado al espacio por la NASA con las misiones Voyager: las señales de dos generaciones diferentes. Por un lado, la grandilocuencia antropocentrista de la Generación Grandiosa y, por otro, el cinismo y espíritu empresarial de la Generación X. Cabe recordar que Tesla, la empresa, gasta poco en publicidad y varios componentes del cohete estaban, a petición de Musk, marcados con la frase Made on Earth by humans, "Hecho en la Tierra por humanos".

Las especificaciones de Falcon Heavy son impresionantes: Está formado, fundamentalmente, por tres Falcon 9 (cohete de dos etapas producido por SpaceX) y tiene una altura de 70 metros y un diámetro de 366 cm. Puede transportar, sin asistencia gravitatoria, la siguiente carga útil al espacio: 64 toneladas a la órbita terrestre LEO; 17 toneladas a Marte y hasta 3.5 toneladas a Plutón. En principio, sin embargo, fue diseñado para volar misiones tripuladas a la Luna y a Marte y ese es el objetivo a mediano plazo de Musk.

Cabe mencionar que las misiones Falcon de SpaceX no son las únicas, Musk tiene dos competidores principales: El costosísimo Sistema de Lanzamiento Espacial, de la NASA, y Blue Origin, empresa dirigida por el fundador de Amazon, Jeff Bezos. Musk, durante la conferencia de prensa mencionada, contestó así a la pregunta sobre sus rivales: “Por favor compitan, ¡las carreras espaciales son emocionantes!”.

 

Autor: IIEH

Fuentes:

Falcon Heavy, el cohete de Elon Musk, es lanzado con éxito

El simbolismo de enviar un coche al espacio

Varias horas de video de Starman en el espacio