5 condiciones para la longevidad

No fumar tabaco, una de las condiciones para lograr mayor longevidad

Un estudio de gran escala ha calculado los efectos de diferentes estilos de vida en relación con la longevidad.

El estudio, publicado ayer en la revista Circulation y llevado a cabo con el registro médico, los cuestionarios de 123 mil voluntarios estadounidenses y un seguimiento de 34 años, definió cinco factores de bajo riesgo de mortalidad prematura para extender la esperanza de vida. A pesar de su poderío económico, en Estados Unidos la esperanza de vida es más corta que en los otros países desarrollados (76.9 años en el caso de los hombres, en 2015), ubicándose en el lugar 31 mundial, y este estudio deja en claro la razón: sólo el 8% de su población cumple con las cinco condiciones o factores de bajo riesgo abajo anotadas.

Investigadores de la Universidad de Harvard usaron diferentes métodos para calcular qué tanto más vive una persona que cumple con estas cinco condiciones en sus estilos de vida:

  1. No fumar.
  2. No beber más una bebida alcohólica al día.
  3. Índice de masa corporal (IMC) entre 18.5 y 25%.
  4. Ejercicio moderado por lo menos 30 minutos al día.
  5. Consumir una dieta balanceada baja en grasa y azúcar.

A lo largo de 34 años de seguimiento se documentaron más de 42 mil muertes entre los voluntarios, que revelaron el efecto dramático de los hábitos saludables. La esperanza de vida del grupo de personas que cumplieron con los cinco aumentó, a los 50 años, de 26 a 38 años más en hombres y de 29 a 43 años más en mujeres. Es decir, los estilos de vida saludables añadieron 12 años a la vida promedio de los hombres y 14 a la de las mujeres. Meir Stampfer, coautor del estudio y profesor de epidemiología y nutrición en Harvard, admitió su sorpresa: “Cuando comenzamos este estudio pensé, como todos, que las personas con hábitos saludables vivirían más tiempo. Lo increíble es la enormidad del efecto”.

Otra estadística detallada por el estudio: El grupo que cumplió con las cinco condiciones tenía 82% menos probabilidad de morir de una condición cardiovascular comparado con el grupo menos ajustado a dichas condiciones. Dada las obvias y conocidas diferencias entre los efectos en la salud de diferentes estilos de vida es necesario comprender de donde surgen y como promover hábitos saludables. Se trata de un problema con varias causas: La adicción al tabaco es un problema grave para muchas personas; la maquinaria de la mercadotecnia embellece de manera incesante el alcohol, el tabaco, la comida rápida y las golosinas; y en buena cantidad de ciudades, una pobre planeación urbana ha imposibilitado la práctica del ejercicio para la persona promedio.

Aunque la elección de un estilo de vida u otro es responsabilidad personal podemos decir que la estructura de la sociedad misma es la culpable principal de la crisis de salud en Estados Unidos, ya extendida a algunos países de Latinoamérica, como México, y de Europa. Stampfer concluye: “Algunas personas pueden quedar atrapadas en la rutina de un estilo de vida poco saludable y creer que es demasiado tarde para cambiar, pero en este estudio hemos visto que los cambios traen consigo beneficios extraordinarios”.

Traducción: IIEH

Fuentes:

El impacto de estilos saludables de vida en la esperanza de vida en la población de Estados Unidos

Cinco hábitos que le pueden añadir una década más a su vida

 

 

 

Traducción: IIEH

Fuentes:

El impacto de estilos saludables de vida en la esperanza de vida en la población de Estados Unidos

Cinco hábitos que le pueden añadir una década más a su vida

Tags: ,