Indicios de vida en Venus

Venus, el fosfano se halló en latitudes medias

Un equipo internacional de astrónomos ha detectado fosfano en la atmósfera de Venus.

El estudio, dirigido por Jane Greaves, de la Universidad de Cardiff y publicado por Nature Astronomy, ha causado revuelo en la comunidad mundial de astrobiología. El fosfano se considera una señal biológica, un indicio de la presencia de vida. Esta es una traducción de la entrevista a Jane Greaves conducida ayer por la Royal Astronomical Society.

 

¿Qué es el fosfano?

Me gusta imaginar que el fosfano es el primo malvado del amonio. La molécula de amonio tiene un átomo de nitrógeno unido a tres átomos de hidrógeno. Si cambiamos el átomo de nitrógeno por uno de fósforo entonces obtenemos una molécula de fosfano: PH3.

 

¿Qué tiene de especial el fosfano?

Sabemos que la molécula de fosfano es un biomarcador (productos secundarios sintetizados en presencia de la vida) en la Tierra. Se ha sugerido que existen hábitats en las nubosidades de Venus, un lugar donde organismos microscópicos podrían vivir.

 

¿Pero Venus no es totalmente inhospitalario?

Cuando nos referimos a un “hábitat” significa un sitio muy alejado de la superficie planetaria, a una altitud de 50 kilómetros, y esto es alrededor de diez veces más alto que la parte superior de la biosfera en la Tierra, sobre el nivel del mar. En aquellas nubes altísimas, aunque se trata de un ambiente muy ácido tiene una temperatura templada, unos 20 grados Celsius y una presión atmosférica de 1 bar, normal en la Tierra. Por eso lo hemos considerado un hábitat posible.

 

Molécula de fosfano

¿Cómo realizaron su descubrimiento?

Empleamos radiotelescopios para detectar la presencia de moléculas de fosfano en la atmósfera de Venus. En particular, usamos el Telescopio James Clerk Maxwell (JCM), en Hawaii, y la matriz de telescopios en Atacama (ALMA), Chile. Cuando se llevan a cabo observaciones de longitud de onda de un milímetro, Venus se convierte, por así decirlo, en un gigante foco en el cielo. Pero si se observa a una longitud de onda muy espécifica, parte de esa luz está ausente porque las moléculas de fosfano la han absorbido. Se destaca, entonces, una línea, un garabato, corriendo a la par que la longitud de onda y, de repente, una caída en forma de V, esto el fosfano, y luego continúa el garabato. Al analizarlo, podemos interpretar qué molécula está absorbiendo la luz y, apróximadamente, la altura donde ocurre el fenómeno.

 

¿Están seguros de que es fosfano?

Cuando analizamos la información obtenida de ambos telescopios, JCM y ALMA, parece definitivo que se trata de fosfano y no de otra molécula.

 

¿Qué hicieron después?

Lo siguente fue hacer los cálculos para comprobar si proviene de fuentes naturales. O sea, si es una reacción química con minerales eyectados de la superficie o una reacción por efecto de la luz solar. A fin de cuentas, pudimos descartar esas hipótesis.

 

¿Entonces qué pudo haberlo creado?

En la Tierra, el fosfano puede surgir de dos maneras: sintetizado de manera industrial, con un propósito específico, aunque no debe producirse demasiado porque es una molécula sumamente tóxica para formas de vida más grandes, como nosotros; y también la producen microbios, bacterias por ejemplo, y son el tipo de bacterias que prosperan donde no hay oxígeno, así que tienen una forma de vida completamente diferente a lo que estamos acostumbrados.

 

¿Es posible que microorganismos estén produciendo fosfano en la atmósfera de Venus?

Es muy difícil explicar la presencia de la molécula de fosfano sin la presencia de vida, pues no ocurre con otros procesos naturales. Pero también consideramos que la vida se enfrentaría con grandes problemas en el ambiente extremadamente ácido de las nubes de Venus. En la Tierra, sabemos de formas microscópicas de vida que sobreviven ambientes hasta con un 5% de ácido disuelto en agua, y eso ya es algo increíble. En Venus, las nubes son 90% ácidas, un nivel extremo de corrosión. No tenemos las herramientas ni el método para llevar a cabo un experimento y determinar si sistemas biológicos pueden existir en estas circustancias.

 

¿Hay vida en Venus?

La verdad es que espero que sí. Pero con los resultados obtenidos hasta ahora no podemos afirmarlo terminantemente. Lo único que queda por hacer es enviar una misión a Venus para obtener muestras y responder por fin a esta pregunta de forma veraz.

 

Fuentes: Fosfano en Venus; Jane Greaves, autora principal, explica el descubrimiento

Traducción: IIEH

No hay comentarios aún en “Indicios de vida en Venus” .

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Más artículos de este autor

Artículos relacionados