Una dieta alta en azúcar durante la infancia y la epidemia actual de obesidad

Azúcar

Una alimentación alta en azúcares durante la infancia promueve la obesidad en adultos.

Las tasas de obesidad actuales en adultos en Estados Unidos parecen ser el resultado de cambios dietéticos que tuvieron lugar hace décadas, de acuerdo a un nuevo estudio publicado por investigadores de la Universidad de Tennessee (UT) en Knoxville. “Mientras que la mayoría de estudios sobre salud pública se enfocan en comportamientos y dietas actuales, nosotros tomamos un camino diferente y examinamos como las dietas de nuestra infancia afectaron los niveles de obesidad de hoy en día cuando ya somos adultos”, dijo Alex Bentley, director del Departamento de Antropología de la UT y autor principal del presente estudio, publicado la semana pasada por Economics and Human Biology.

El consumo excesivo de azúcar, en particular de bebidas endulzadas, es un factor reconocido tanto en la obesidad infantil como en adultos. Muchos estudios de salud han identificado el azúcar como el contribuyente principal en la epidemia de obesidad. Un problema con esta teoría, sin embargo, es que el consumo de azúcar en Estados Unidos comenzó a disminuir a finales de los 90s mientras que la tasa de obesidad ha seguido creciendo incluso en nuestra década.

El aumento se nota en los números: Para 2016, casi el 40% de todos los adultos en Estados Unidos, poco más de 93 millones de personas, sufren de obesidad. Solamente en Tennessee, la tasa de obesidad se triplicó, de un 11% en 1990 a casi 35% en 2016. Si las dietas altas en azúcar de la infancia tienen efectos duraderos, los cambios que vemos hoy en las tasas de obesidad pudieron haber empezado hace décadas, cuando esos adultos eran niños.

“Desde los 70s, una buena parte de los alimentos para bebés y niños disponibles es extremadamente alta en azúcar”, dijo Hillary Fouts, coautora del estudio y antropóloga cultural de la UT. “Otros estudios independientes sobre medicina y nutrición han sugerido que el consumo de azúcar durante el embarazo puede provocar un aumento de células grasas en niños”, añadió. Para responder a la falta de estudios sobre la relación entre la dieta infantil y la obesidad en adultos, los autores modelaron el aumento en obesidad en adultos desde los 90s como legado del consumo excesivo de azúcar en infantes durante los 70s y 80s. Los investigadores comprobaron su modelo empleando los datos recolectados a nivel nacional entre 1990 y 2004 por los centros de control y prevención de enfermedades; además, compararon las tasas de obesidad con el consumo anual de azúcar desde 1970, contrastando el promedio de consumo per capita publicado por el Departamento de Agricultura.

Jarabe de maíz alto en fructosa

El modelo también refleja como las tasas de obesidad varían según la edad de cada grupo entre niños y adolescentes. “Nuestros resultados sugieren que los hábitos alimenticios adquiridos por niños hace 30 o 40 años pueden explicar la crisis de obesidad que surgiría años después”, explicó Ruck. Una gran parte del aumento de azúcar antes del año 2000 fue debido al jarabe de maíz de alta fructosa, que después de 1970 se convertiría en el principal endulzante de bebidas azucaradas y un ingrediente común en alimentos procesados. Durante la época de mayor consumo de azúcar, en 1999, cada persona en Estados Unidos consumió en promedio alrededor de 28 kilogramos de jarabe de maíz anual y más de 400 calorías al día en exceso de azúcar.

El consumo de azúcar en Estados Unidos ha disminuido desde el 2000. “Si 2016 resulta ser el nivel máximo de la tasa de obesidad”, añadió Bentley, “se trata justo de una generación tras el máximo consumo de azúcar”. Los investigadores planean proseguir sus estudios en esta área explorando los efectos de las bebidas endulzadas. “Esto es importante porque la obesidad afecta de manera desproporcionada a los pobres”, dijo Bentley.

Cabe recordar que en los 60s y 70s la industria de la azúcar financió varios estudios, desde entonces desmentidos, que ponían en duda el rol de la azúcar en problemas cardiovasculares y la obesidad, mientras culpaban a la grasa. El plan fue tan exitoso que a partir de los 70s se sustituyó la grasa en comidas procesadas a favor de un alto contenido de azúcar.

 

Traducción: IIEH

Fuente:

La epidemia actual de obesidad puede haber sido causada por el consumo infantil de azúcar hace décadas

Obesidad de Estados Unidos como efecto retardado del exceso de azúcar

Documentos revelan que la industria de la azúcar le pago a científicos para realizar estudios favorables

 

 

No hay comentarios aún en “Una dieta alta en azúcar durante la infancia y la epidemia actual de obesidad” .

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Más artículos de este autor

Artículos relacionados